La solución para el problema migratorio entre Estados Unidos y el mundo, en particular  con México, es una reforma que dé legalidad a quienes contribuyen a la economía estadunidense, dijo Larry Rubin, representante del Partido Republicano en México.

Y “hoy más que nunca” es necesaria una reforma en ese sentido, planteó el también presidente de la comunidad estadunidense en nuestro país.

Aseguró, en entrevista con Excélsior, que con la administración de Donald Trump  el número de deportados será “mucho menor” que con el expresidente Barack Obama.

Dijo que esa reforma es la única solución viable para que las familias no se separen y para evitar que migrantes que están aportando a la economía dejen de hacerlo. Una respuesta humana es legalizar a quienes no tengan antecedentes criminales, planteó.

Las deportaciones descenderán. Sí existe una solución para el problema migratorio entre Estados Unidos y el mundo, en específico con México, asegura el representante en México del Partido Republicano, Larry Rubin.

En entrevista con Excélsior, asegura que con la administración de Donald Trump, el número de deportados será “mucho menor” que con Barack Obama, y además, “hoy más que nunca “es necesario una reforma migratoria que dé legalidad a quienes contribuyen a la economía estadunidense.

Reconoció que una normativa en la materia es “la respuesta más humana y más positiva para los millones de migrantes que se encuentran en Estados Unidos”.

Se debe encauzar el que sí sea una realidad la reforma migratoria. Porque es la única solución viable para evitar que se separen familias, para evitar que migrantes que están aportando a la economía  dejen de hacerlo.

Algunos de estos migrantes no solamente formaron familias, también han contribuido a la economía de Estados Unidos, entonces creo que la forma de reconocer esta labor hacia la economía norteamericana es legalizando a quienes no tengan antecedentes criminales, y esa parte es muy importante”, señaló.

Apeló a que esta reforma debe ser una realidad, pues es la única “solución viable” para evitar que se vayan quienes también aportan a sus comunidades.

Larry Rubin refiere que, en el caso de las deportaciones, el gobierno estadunidense busca que el retorno de las personas se haga con pleno respeto a los derechos humanos y de manera ordenada.

El gobierno está estudiando la forma en que se pueda hacer una deportación totalmente humana, respetando los derechos de cada uno de los ciudadanos, sin importar si son de un país o de otro, sino buscando que se pueda llevar a cabo de una forma ordenada”, puntualizó.

Cabe señalar que el gobierno de Barack Obama repatrió de 2009 a 2016 a 2 millones 858 mil 980 personas ilegales, siendo 2013 el de mayor número de expulsiones, al llegar a 435 mil 498.

Además, según datos del Boletín Estadístico Mensual, de Gobernación, en enero de 2016 fueron repatriadas a México 14 mil 212 personas, mientras que en el mismo periodo de 2017 se regresó a 13 mil mexicanos, es decir, mil menos.

Importante que México busque mercados. Ante las acciones del gobierno mexicano de buscar más comercio con Europa, con los mecanismos Mercosur y la Alianza del Pacífico, Rubin consideró que es positivo que se busquen mercados alternos para productos nacionales. "Definitivamente es positivo, el comercio de México y Estados Unidos sigue y seguirá creciendo, porque a fin de cuentas las dos naciones se necesitan una a la otra”, recalcó.

—¿No va a mermar la relación entre México y Estados Unidos?

—No, yo no veo que vaya a mermar la relación; el que México busque otros mercados apoyará para que Estados Unidos vea lo importante que es la relación (bilateral), de manera tal que esta administración del presidente Enrique Peña Nieto y Donald Trump puedan establecer diálogos permanentes en diferentes materias —argumentó.

Consideró que en los próximos meses altos mandos estadunidenses y mexicanos continuarán acercándose para mejorar la relación.