Quito. Ecuador entró este martes oficialmente en la campaña electoral para los comicios generales que se realizarán el 19 de febrero próximo, en los que participarán 3.793 candidatos a distintos cargos.

     El presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador, Juan Pablo Pozo, informó que los candidatos podrán hacer campaña hasta las 24:00 horas locales del 16 de febrero, ya que 48 horas antes de los comicios inicia un silencio electoral.

     La campaña durará hasta esa fecha, por lo que durante 45 días se podrán promocionar las candidaturas en concentraciones, recorridos y actividades proselitistas en las 24 provincias del país sudamericano con miras a sumar votos.

     Según el padrón electoral, 12,8 millones de ecuatorianos están facultados para elegir en las urnas un nuevo gobierno, 137 integrantes de la Asamblea Nacional (poder legislativo) y a representantes al Parlamento Andino.

El CNE indicó que durante la campaña "garantizará de forma equitativa e igualitaria la propaganda o publicidad de artículos promocionales electorales que propicien el debate y difusión de las propuestas de todas las candidaturas".

     Pozo aseguró en ese sentido que el CNE garantizará que durante la campaña se respete la normativa electoral.

     "Que sea un ejercicio de un reflejo democrático con decisiones de un voto consciente, pero también de un voto informado", señaló.

     "Todas las candidaturas que participarán en los comicios han salido de procesos democráticos internos, de primarias", señaló, al tiempo que agregó que las elecciones representan una "enorme responsabilidad para elegir y pensar en nuestro destino democrático".

     El CNE indicó que durante la campaña "garantizará de forma equitativa e igualitaria la propaganda o publicidad de artículos promocionales electorales que propicien el debate y difusión de las propuestas de todas las candidaturas".

     El organismo destinará un fondo para financiar exclusivamente la campaña propagandística en prensa escrita, radio, televisión y vallas publicitarias de las organizaciones políticas que participarán con candidatos legalmente inscritos.

     Según la normativa aprobada por el CNE, está prohíba la publicidad que induzca a la violencia, discriminación, racismo, sexismo e intolerancia religiosa o política, así como la utilización de niños, niñas o adolescentes en programas o espectáculos de proselitismo político.

     Se dispuso también que quienes ejerzan una función pública y se encuentren como candidatos, no podrán participar oficialmente en eventos de inauguración de obras u otras financiadas con recursos públicos.

     Una vez que inicie el silencio electoral (16 de febrero), quedará prohibida la difusión de publicidad electoral, de información dispuesta por instituciones públicas, de opiniones o imágenes en medios que induzcan a los ciudadanos sobre una posición o preferencia política.

     Las elecciones venideras han sido consideradas como decisivas en el país sudamericano, que tras 10 años de gobierno del presidente Rafael Correa, se apresta a elegir nueva administración.

     Correa, quien terminará su tercer mandato en mayo próximo y no será candidato, confía en una victoria del oficialismo en los comicios de febrero, apoyado en el respaldo ciudadano del movimiento de izquierda Alianza PAIS.

     El oficialismo buscará también captar el mayor número de escaños en la Asamblea Nacional, donde ha gozado de mayoría absoluta durante la gestión de Correa, lo que le ha asegurado gobernabilidad.

     Para la presidencia, existen ocho binomios de diversas tendencias políticas que aspiran gobernar Ecuador, país de poco más de 16 millones de habitantes.