El Salvador y Honduras abordarán soberanía territorial sobre la isla Conejo

El Salvador, Honduras

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, descartó la generación de un problema regional por el territorio insular,al reiterar que existe un acuerdo entre los tres países para tomar decisiones de forma tripartita.

En 1992 la CIJ de La Haya resolvió un diferendo limítrofe entre ambos países centroamericanos, con lo cual Honduras obtuvo la soberanía sobre la mayoría de territorios en disputa.

  • Vie, 10/26/2012 - 08:44

San Salvador. La soberanía territorial sobre un islote en el golfo de Fonseca que comparten Honduras y El Salvador será un tema inevitable durante las conversaciones que sostendrán este viernes los presidentes Porfirio Lobo y Mauricio Funes.

El presidente hondureño Porfirio Lobo fue invitado a la toma de posesión de la nueva Junta Directiva del Parlamento Centroamericano (Parlacen), aprovechará para reunirse con su colega salvadoreño.

Lobo aprovechará la visita para dialogar con Funes sobre la agenda bilateral y temas relacionados con el narcotráfico en la región.

La sesión, que será a puertas cerradas, acapara la atención de la prensa hondureña que trajo a colación el problema en las aguas que también son limítrofes con Nicaragua.

El pasado fin de semana el presidente Funes descartó la generación de un problema regional por el territorio insular,al reiterar que existe un acuerdo entre los tres países para tomar decisiones de forma tripartita.

"Ya el canciller (salvadoreño, Hugo Martínez) en una misiva enviada al canciller de Honduras (Arturo Corrales) planteó cuál es la posición de El Salvador, que emana de la sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya", agregó.

Según Funes, El Salvador no reclama ningún derecho territorial, más que aquel que se deriva de esa sentencia de la CIJ.

"De tal manera que en la visita que me va a hacer el presidente Lobo este viernes (al país) no se piensa tomar ningún acuerdo con respecto a la isla Conejo", indicó.

En septiembre de 1992 la CIJ de La Haya resolvió un diferendo limítrofe entre ambos países centroamericanos, con lo cual Honduras obtuvo la soberanía sobre la mayoría de territorios en disputa.

Sin embargo, la posesión de la isla Conejo, ocupada por el ejército hondureño desde los años 80, es reclamada por El Salvador, ya que representa una salida estratégica hacia el océano Pacífico.

La isla Conejo está frente a la porción de tierra del delta del río Goascorán, que divide a Honduras de El Salvador.

De acuerdo con informaciones difundidas por el diario hondureño "El Heraldo", el canciller Arturo Corrales envió una carta de protesta por la publicación de textos de El Salvador, en los cuales se establecía una reducción en el acceso a la aguas en el golfo de Fonseca.

El diario hondureño publicó que Corrales afirmó que la sentencia de la CIJ es clara en cuanto a la cesión a favor de Honduras de la isla Conejo.

En tanto, el presidente Lobo también declaró a la prensa que "hay fuerzas de los dos países que les gustaría generar un conflicto".

El mandatario hondureño reiteró que los dos gobiernos están en la ruta de dialogar más y evitar confrontaciones, al margen de la tensión "a nivel mediático", en alusión al papel que juegan los principales periódicos hondureños.

En 1969 ambos países centroamericanos fueron a la guerra por diferendos locales.

A ese conflicto se le denominó la "Guerra del Fútbol", debido a que la tensión política estalló tras un partido en las eliminatorias para el Mundial México 1970.

autor

Xinhua

Comentarios