Washington.  El ex director del FBI James Comey buscaba ampliar la investigación de su agencia a la presunta interferencia de Rusia en la elección presidencial de 2016 en Estados Unidos antes de que Donald Trump lo despidiera el martes, dijo este miércoles una fuente del Congreso.

Frente a las críticas de legisladores, el Gobierno negó que el despido se relacionara a la investigación que el FBI realizaba sobre la posible colusión de la campaña presidencial 2016 de Trump con Moscú para influir en el resultado de la elección.

El presidente republicano, quien se reunió el miércoles con el ministro de Relaciones Exteriores ruso en la Casa Blanca, defendió su decisión de despedir abruptamente a Comey de un cargo que ejercía desde 2013.

El despido de Comey sorprendió a Washington y profundizó las controversias que rodean al presidente. Los demócratas intensificaron sus acusaciones de que el despido de Comey busca socavar la investigación del FBI y exigieron una indagación independiente. Algunos republicanos dijeron que la medida era preocupante.

Una fuente del Congreso con conocimiento del tema dijo que en días recientes Comey había informado a los legisladores que solicitó más dinero al Departamento de Justicia para la investigación sobre Rusia. Comey informó a los congresistas de la solicitud después de que la Comisión de Inteligencia del Senado pidió al FBI que acelerara la pesquisa, dijo la fuente.

La senadora Dianne Feinstein, la demócrata de mayor rango de la Comisión Judicial del Senado, declaró a periodistas que entendía que Comey buscaba más recursos para la investigación de FBI.

"Nosotros sabemos que se han requerido citaciones en el distrito este de Virginia, y que esta investigación está en curso", dijo Feinstein a periodistas.

Agregó que el 15 de marzo se reunió con Comey y el senador republicano Chuck Grassley. En ese entonces, Comey dijo que había "una gran investigación de contrainteligencia y criminal", sostuvo Feinstein.

Respondiendo a reportes de prensa sobre que Comey pidió la semana pasada un significativo aumento de recursos para la investigación de la agencia al vicefiscal general Rod Rosenstein, el portavoz del Departamento de Justicia Ian Prior dijo en un correo electrónico que eso era "totalmente falso".