Lima. La candidata de centro derecha Keiko Fujimori y el tecnócrata Julio Guzmán definirían la presidencia de Perú en un balotaje previsto para junio, mostró el domingo un sondeo, que vislumbra un resultado apretado entre ambos contendores.

Keiko, hija del encarcelado ex presidente Alberto Fujimori, sigue como favorita para los comicios del 10 de abril con un 30 por ciento de las intenciones de voto, según la encuesta de la firma Ipsos difundida en el diario El Comercio, pese a caer tres puntos porcentuales respecto a un sondeo previo.

Guzmán, cuya candidatura pende de una decisión del jurado electoral debido a fallas en la inscripción de su partido, trepó hasta un 18 por ciento desde el 5 por ciento que tenía en enero, confirmando el rápido ascenso que otras firmas encuestadoras han mostrado en los últimos días.

Con estos resultados, Fujimori y Guzmán se medirían en una segunda ronda electoral el 5 de junio, porque según todos los sondeos ninguno de los candidatos obtendría más de la mitad de los votos necesarios para ganar en los comicios de abril.

El resultado del balotaje anticipa ahora un empate técnico entre Fujimori, de 40 años, y Guzmán, de 45 años.

En ese contexto, Fujimori, que busca convertirse en la primera mujer presidente del país, tendría un 45 por ciento de los votos y Guzmán un 43 por ciento, de acuerdo al sondeo.

El presidente ejecutivo de la encuestadora Ipsos, Alfredo Torres, afirmó que la pérdida de tres puntos de Fujimori en las elecciones de abril no sería tan grave, pero el surgimiento de un rival que podría derrotarla en un balotaje sí lo es.

"Una segunda vuelta entre Fujimori y Guzmán termina con una diferencia mínima, dentro del margen de error", dijo.

Los otros candidatos han quedado rezagados en un proceso en que las autoridades electorales enfrentan duras criticas por la lentitud y rigurosidad extrema para confirmar a los contendores.

En el tercer lugar se ubicó el economista y ex ministro Pedro Pablo Kuczynski, con un 9 por ciento, y en el cuatro puesto el millonario empresario del rubro educativo César Acuña, con un 6 por ciento de las preferencias, mostró el sondeo.

Ambos candidatos sufrieron una brusca caída frente a la encuesta anterior de Ipsos. Kuczynski -acusado de ser un lobista de las grandes empresas- retrocedió cuatro puntos porcentuales y Acuña -que enfrenta una denuncia de presunto plagio para obtener un doctorado- perdió siete puntos porcentuales.

El ascenso de Guzmán, un ex ministro del Gobierno del presidente Ollanta Humala, ha sido a costa de todos los principales candidatos y podría seguir creciendo si el jurado electoral confirma su participación en los próximos días.

"Si resuelve a favor, el proceso del que habrá salido victorioso lo habrá beneficiado políticamente, en desmedro de los demás contendores. Si resuelve en su contra, sus simpatizantes sentirán que se les ha expropiado su derecho al voto", dijo Torres de la encuestadora Ipsos.

Pero en el escenario de que Guzmán salga de la carrera, los beneficiados serían Kuczynski, Fujimori y Acuña, quienes recibirían un 17 por ciento, un 14 por ciento y 13 por ciento de los votos del candidato, respectivamente, según el sondeo.

Guzmán afirmó en una entrevista con Reuters que las autoridades electorales están actuando bajo presión de una clase política tradicional que quiere mantener el "status quo" y dijo que defenderá su candidatura en las calles.

La encuesta nacional urbano-rural de Ipsos fue realizada a 1.815 personas en todo el país entre el 13 y 18 de febrero, tiene un margen de error de más/menos 2,3 puntos porcentuales y un nivel de confianza del 95 por ciento.