Habitantes de las Malvinas subrayan que no son "cautivos" del Reino Unido

Argentina, Europa

Así lo sostuvo James Mosh, quien junto a uno de los integrantes de la Asamblea Legislativa de las Falklands, Roger Edwoods, recorre estos días varias capitales europeas para explicar el resultado del referéndum celebrado el pasado 10 y 11 de marzo en las islas.

Otro equipo viaja por Sudamérica y, tanto ellos como Edwoods y Mosh, justifican en sus contactos en las diferentes capitales los motivos por los que los habitantes del archipiélago quieren ser británicos.

  • Mié, 04/17/2013 - 09:45

Madrid, EFE. Los habitantes de las islas Malvinas (Falklands en su denominación inglesa) subrayan que tienen derecho a decidir su futuro y su condición de británicos, como han dejado claro en el referéndum del mes pasado, y rechazan las pretensiones argentinas de estar bajo su soberanía.

"No somos cautivos del Reino Unido", dijo este miércoles a Efe James Mosh, quien junto a uno de los integrantes de la Asamblea Legislativa de las Falklands, Roger Edwoods, recorre estos días varias capitales europeas para explicar el resultado del referéndum celebrado el pasado 10 y 11 de marzo en las islas, en las que viven unas 2.800 personas.

En esa consulta el 99,8% de los votantes manifestó que quiere pertenecer al Reino Unido, con el estatus de territorio de ultramar y gran autonomía.

Otro equipo viaja por Sudamérica y, tanto ellos como Edwoods y Mosh, justifican en sus contactos en las diferentes capitales los motivos por los que los habitantes del archipiélago quieren ser británicos y cómo la economía y el nivel de vida han crecido en las últimas décadas.

La presencia de ambos isleños en Madrid coincidió este miércoles con los funerales por la ex primera ministra británica Margaret Thatcher, quien hace 31 años envió una potente fuerza naval para recuperar las islas, invadidas por la dictadura militar que gobernaba entonces en Argentina.

Edwoods, que entonces estaba en el Ejército, combatió en las Malvinas y hoy aseguró que su población recuerda a Thatcher con gratitud, al tiempo que se mostró convencido de que los "machistas" militares argentinos jamás pensaron que una mujer podría mandar una flota de guerra al Atlántico.

Ambos criticaron al Gobierno argentino por persistir en que el archipiélago le pertenece y aseguraron que el referéndum del mes pasado permitirá despejar dudas y malas interpretaciones.

"Decían que el referéndum era una tontería, pero se han esforzado mucho en criticar esa tontería", afirmó Edwoods, partidario de enviar a Buenos Aires el mensaje de que no hace falta que ambos sean amigos, pero sí que han de tener relaciones.

No creen que el papa Francisco vaya a mediar en relación con la controversia sobre las Malvinas, como le ha pedido la presidenta Cristina Fernández, por considerar que al frente de la Iglesia Católica tiene otros temas de los que ocuparse.

La población de las Malvinas cuenta con representantes de una treintena de países, una muestra de su heterogeneidad, según los enviados de las islas, que destacaron también que el Gobierno británico sufraga los gastos para que los jóvenes con talento puedan estudiar en una universidad, aunque la mayoría de ellos regresa después a su tierra.

Sobre la imagen que la controversia tiene en el continente sudamericano, Edwoods admitió que todavía la posición argentina cuenta con simpatías, pero que sus explicaciones hacen posible aclarar que los malvinenses tienen derecho a decidir acerca de su futuro.

autor

EFE

Comentarios