Hugo Chávez inicia gira a países aliados: Rusia, Irán, Siria y Libia

Europa, Medio Oriente, Venezuela

El mandatario se ha convertido en uno de los líderes más controversiales y comentados del mundo, y en esta gira visitará a rivales ideológicos de Estados Unidos en el Medio Oriente.

En los últimos tres años Chávez ha comprado por lo menos unos US$5.000 millones en armamento.

  • Jue, 10/14/2010 - 20:04

Caracas. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, despegó este miércoles para emprender una gira "ideológica" en la que visitará países aliados como Rusia, Irán y Libia y lleva en su agenda temas que van desde el desarrollo de energía nuclear, hasta la compra de aceite de oliva.

Chávez, un ferviente oponente de Estados Unidos, visitará a quienes ve como sus compañeros en la tarea de desbancar a Washington de su posición dominante en los asuntos internacionales.

La primera parada del tour de 10 días del mandatario socialista será en Moscú, dónde discutirá acuerdos para el aprovechamiento de la energía atómica, la compra de tanques rusos y la concreción de un banco binacional.

"Seguimos trabajando el tema de la energía nuclear con Rusia. Venezuela entra en el camino de la energía nuclear; está demás decirlo, pero lo voy a decir, con fines pacíficos por supuesto", dijo Chávez a la salida del palacio de Gobierno, Miraflores.

"Estamos ya elaborando los primeros proyectos para una primera planta termonuclear en Venezuela", agregó.

El mandatario dijo que su gobierno está interesado en desarrollar energía nuclear para reducir la dependencia del país miembro de la OPEP en los derivados del petróleo, para generar electricidad.

En 2008 la agencia estatal atómica rusa firmó un acuerdo para vender a Venezuela la tecnología para construir reactores nucleares.

Chávez, que se ha convertido en uno de los líderes más controversiales y comentados del mundo, también visitará a otros rivales ideológicos de Estados Unidos, como Irán, y Siria y Libia en el Medio Oriente.

Críticas. Este viaje probablemente intensificará las críticas internacionales arrojadas por políticos conservadores norteamericanos y europeos que acusan al mandatario izquierdista de apoyar a grupos terroristas, incluida la organización separatista vasca ETA.

Chávez ha negado en innumerables ocasiones sus nexos con cualquier grupo terrorista.

Con las recientes elecciones legislativas frescas, en las cuales el partido socialista de Chávez perdió su mayoría calificada y la oposición fortaleció su presencia en los curules, el militar retirado buscará pulir su imagen de creativo hombre de estado, que logra acuerdos beneficiosos para sus seguidores.

En Europa, Chávez visitará Ucrania y Bielorrusia, naciones que ahora reciben cargamentos de petróleo venezolano, así como Portugal.

Este año, Venezuela firmó un trato con Damasco para importar aceite de oliva. Los países también tienen un demorado plan para construir una refinería en Siria.

"Iremos a Siria a terminar, a seguir ajustando convenios comerciales, políticos, económicos, energéticos (...) Ya estamos trayendo aceite de oliva y ya estamos creando una empresa mixta", dijo Chávez.

Venezuela espera exportar productos como chocolate y bananas a sus aliados.

En los últimos tres años Chávez ha comprado por lo menos unos US$5.000 millones en armamento, que incluyen aviones caza, misiles anti aéreos y tanques rusos.

Moscú, que espera exportar tecnología para el desarrollo de energía atómica, defiende sus acuerdos con Venezuela, un firmante de los pactos de no proliferación de armas nucleares.

Expertos han dicho que cualquier proyecto para el aprovechamiento de la energía nuclear en Latinoamérica tomaría al menos una década en concretarse.

Algunos políticos en Estados Unidos y Europa miran con desconfianza los programas atómicos nacientes de Chávez, su compra de armas y sus lazos con el presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, que enfrenta recias sanciones económicas por su propio plan atómico.

Chávez ha desestimado tales preocupaciones diciendo que Irán sólo busca desarrollar el poder nuclear para lograr el desarrollo civil, mientras defiende su derecho a negociar con sus aliados, que le venden tractores y carros y le ayudan a construir casas y fábricas tecnológicas y lácteas.

autor

Reuters

Notas Relacionadas

Más noticias de Europa, Medio Oriente, Venezuela

Comentarios