Brasilia. El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva es el candidato presidencial con mayor potencial de votos entre los electores, según un sondeo del instituto Ibope divulgado este jueves por el diario "Estado" de Sao Paulo.

     Por primera vez desde 2015, los votantes que dijeron que lo votarían con seguridad (30%) o que podrían hacerlo (17%) son equivalentes a los que no lo votarían (51%), teniendo en cuenta el margen de error.

     El resultado confirma la tendencia ascendente del ex mandatario, del Partido de los Trabajadores, hacia las elecciones generales de octubre de 2018, que lo coloca como vencedor en todos los escenarios posibles.

     El sondeo se hizo antes de que se dieran a conocer nuevos cargos contra el ex presidente en la Operación Lava Jato (Lavadero), que investiga la red de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, anunciados por el juez de la Corte Suprema, Edson Fachin.

La ex ministra de Medio Ambiente, Marina Silva, del partido Red Sustentabilidad, también sufrió una reducción del potencial de voto, que pasó de 39 a 33%.

     En tanto, desde octubre de 2015 la suma de los que votarían a ciencia cierta o podría votar por el senador Aécio Neves, presidente del Partido Social Demócrata Brasileño (PSDB), del mandatario Michel Temer, se redujo de 41 a 22%.

     El potencial del senador socialdemócrata José Serra se redujo de 32 a 25% y el del gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, cayó de 29 a 22%.

     Los tres candidatos del PSDB, también investigados en la Lava Jato, aparecen con índices de rechazo superiores a Lula da Silva, de 62, 58 y 54%, respectivamente.

     Por primera vez, el nuevo alcalde de Sao Paulo, el empresario Joao Doria, aparece con oportunidades de ocupar la candidatura del PSDB, con 24 por ciento de votantes potenciales y un rechazo de apenas 34 por ciento.

     La ex ministra de Medio Ambiente, Marina Silva, del partido Red Sustentabilidad, también sufrió una reducción del potencial de voto, que pasó de 39 a 33%.

     La encuesta fue realizada entre el 7 y 11 de abril y el margen de error es de dos puntos porcentuales, con un intervalo de confianza del 95%.