El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo este jueves que ha solicitado una investigación contra la empresa de telecomunicaciones Movistar, filial de la española Telefónica, por supuestamente enviar mensajes masivos de convocatoria a una marcha multitudinaria contra su gobierno.

La oposición inundó las calles de Venezuela este miércoles manifestando su descontento contra Maduro, en lo que bautizó "la madre de todas las marchas", denunciando al presidente como un dictador que ha sumido al país petrolero en una profunda crisis económica.

El mandatario, que alega que sus adversarios están buscando encender una insurrección que lo saque del poder de manera violenta, alegó que Movistar recibió dinero de la oposición para difundir información sobre la concentración.

Maduro afirmó que según cálculos realizados se habrían invertido en promoción unos US$100 millones en redes sociales previo a la marcha convocada por la oposición.

"La empresa Movistar de Venezuela, así lo denuncio y he pedido una investigación, se sumó a la convocatoria golpista contra el país y no es su función, deben saberlo", dijo en un discurso televisado.

Maduro afirmó que según cálculos realizados se habrían invertido en promoción unos US$100 millones en redes sociales previo a la marcha convocada por la oposición.

"Movistar cada dos horas mandaba millones de mensajes a los usuarios de teléfono, internet, más de US$100 millones. Nunca se había hecho eso antes en Venezuela, ni siquiera para una campaña", agregó.

La empresa no respondió de inmediato a una solicitud de información.

La volatilidad política del país se encendió de nuevo en marzo, cuando la justicia suspendió las funciones del parlamento, en manos de la oposición. La nueva ola de protestas casi diarias ha dejado siete muertes, y centenares de heridos y detenidos.