Cancún, México. El canciller de México, Luis Videgaray, dijo este lunes que los países de la Organización de Estados Americanos (OEA) trabajan para llegar a una resolución de consenso sobre la crisis en Venezuela, en el marco de la asamblea general del organismo que se desarrollará por tres días en el centro turístico de Cancún.

El secretario general del organismo, Luis Almagro, insistió en conferencia conjunta con Videgaray en que Venezuela tiene una crisis constitucional y que necesita un calendario electoral, un poder judicial independiente y liberar presos políticos.

Venezuela ha mantenido fuertes fricciones tanto con Almagro como con Videgaray y anunció su retiro del organismo, aunque la canciller venezolana Delcy Rodríguez participará de la asamblea general en Cancún.

"Lo más importante es que a la que lleguemos sea algo que ocurra a través del diálogo de buena fe (...), de la defensa de los valores que nos unen e identifican, en este caso específicamente la defensa de la democracia representativa como la única forma de gobierno que debe de prevalecer en el continente americano", dijo Videgaray.

La canciller Rodríguez ha dicho que México, el país anfitrión de la asamblea de la OEA, no tiene autoridad moral para criticar a Venezuela cuando tiene un país sumido en la violencia con decenas de miles de desaparecidos.

Existe un proyecto de resolución sobre Venezuela promovido por un grupo de 14 países formado principalmente por varios de Sudamérica y que incluye a México, y otro que viene de los países del Caribe, que también son 14 e incluye a pequeñas naciones que han sido beneficiadas por un programa venezolano de venta petróleo en condiciones preferenciales.

No hubo inmediatamente disponibles diplomáticos de los países caribeños para hacer comentarios sobre su iniciativa.

"Creemos que en Venezuela existe un deterioro real de las condiciones democráticas" y la única solución es un diálogo que incluya el respeto al Congreso, que exista un cronograma de elecciones", dijo Videgaray.

La canciller Rodríguez ha dicho que México, el país anfitrión de la asamblea de la OEA, no tiene autoridad moral para criticar a Venezuela cuando tiene un país sumido en la violencia con decenas de miles de desaparecidos.

Para que cualquiera de los dos proyectos de resolución prospere necesita el aval de dos tercios de los 34 miembros activos del organismo.