Brasilia. El presidente de Brasil, Michel Temer, dijo este jueves a legisladores que su gobierno no caerá por las acusaciones de que fue grabado intentando comprar el silencio de un testigo potencial de una gran investigación por sobornos, aseguró un senador que estuvo en el encuentro con el mandatario.

Por otra parte, un asesor de Temer dijo que el presidente tiene previsto hacer un anuncio sobre las acusaciones el jueves, agregando que está convencido de su inocencia, pero que primero el mandatario necesita conocer el contenido de la grabación para defenderse.

En la reunión, Temer dijo a los legisladores que es víctima de una "conspiración" desde el mismo momento en que su gobierno empezó a tener éxito, indicó el senador Sérgio Petecão.

Según la información del diario, calificada inmediatamente como una "bomba" informativa en el país, en la grabación entregada a la fiscalía brasileña se escucha a Temer avalando ante un empresario el pago de una "propina" al ex presidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, en prisión desde el año pasado por la megacausa sobre corrupción política conocida como "Lava Jato". El objetivo era silenciarlo con dinero. 

La denuncia fue hecha por los propios encargados de pagar el soborno, los dueños de la empresa de alimentos JBS Joesley y Wesley Batista, aseguró el diario.

"Tiene que mantener eso, ¿vio?", citó "Globo" al presidente en una conversación en el Palacio de Jaburú, en la que Joesley Batista le contó supuestamente el 7 de marzo que estaba sobornando a Cunha.

El empresario sostuvo haber pagado cinco millones de reales (US$1,6 millones) a Cunha después de que éste fue detenido el año pasado. La denuncia hecha ante la Justicia incluye un video en el que se ve a un enviado de Temer recibiendo una maleta de dinero, aseguró también "Globo"