El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dio una muestra de apoyo a sus socios de la OTAN y aseguró que la alianza "ya no es más obsoleta", como la había calificado durante la campaña electoral.

"Nuestra seguridad común siempre está en el primer lugar", dijo Trump, al aludir a la larga historia de la alianza, en una conferencia de prensa en Washington junto al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

El presidente estadounidense manifestó que "hace mucho tiempo" se quejó de que la OTAN no hacía lo suficiente en la lucha contra el terrorismo, pero que eso cambió. "Dije que era obsoleta, pero ya no es más obsoleta", señaló.

Reclama a los socios. Esta no fue la primera vez que Trump modificó el tono que había usado en la campaña para hablar de la alianza atlántica. En enero, la primera ministra británica, Theresa May, dijo que el mandatario estadounidense le había garantizado que apoyaba a la OTAN "al 100%".

Asimismo, pidió al bloque su ayuda en Siria y volvió a reclamar a los socios que cumplan con sus compromisos con los gastos en defensa. Stoltenberg agradeció a Trump por instar a los miembros de la alianza a que aumenten sus contribuciones.

El "gran paso" China, según Trump. En otro momento. Trump elogió también a China por haber devuelto barcos cargados con carbón a Corea del Norte y reafirmó que está dispuesto a resolver por su cuenta el conflicto por el programa nuclear de Pyongyang.

Si China no ayuda "lo haremos solos", aseguró Trump, y consideró un "gran paso" la decisión de Pekín de rechazar los barcos norcoreanos. China había anunciado ya que suspendería la importación de carbón desde Corea del Norte, una importante fuente de ingresos para Pyongyang.

Por su parte, el presidente chino, Xi Jinping, había pedido a su homólogo estadounidense que se encuentre una solución pacífica al conflicto con Corea del Norte.

Vea más noticias de aquí