Se entiende la influencia como la capacidad, para bien o para mal, de alguien de ejercer poder y/o autoridad a través de ideas y/o acciones comprobables (públicas o discretas), que inciden de forma voluntaria en las decisiones de actores relevantes (individuales o colectivos), sea tanto para producir cambios significativos, como para preservar el orden imperante. En el caso del listado que presentamos, se trata del ámbito económico latinoamericano como un todo, así como de los países en particular.

Es importante señalar que, si bien en las mayor parte de los casos ocurre de esa manera, en varios la “influencia” no necesariamente pertenece a una agenda destinada explícitamente a propagarla, sino que más bien se superpone a la agenda propia. Esto último suele ocurrir cuando la influencia proviene del acceso a un cargo o se deriva de los resultados de una gestión privada exitosa. Es por ello que no se trata de un listado de los más carismáticos, como tampoco de los más poderosos por atribuciones formales o riqueza material, por lo cual no aparecen jefes de Estado ni CEO. En tanto, se entiende el ámbito económico como las interrelaciones sistémicas de los ciudadanos con los mercados y la entidades públicas que los regulan (ministerios y sus dependencias), considerando tanto los aspectos productivos, comerciales, monetarios, financieros y regulatorios, como así también los académicos, ideológicos y simbólicos...

*Para seguir leyendo esta introducción y revisar quiénes son los Influyentes 2016 por área o país, haga clic aquí.