De acuerdo a un estudio elaborado por TMF Group – un proveedor global de  servicios de negocio, incluyendo servicios de cumplimiento contable y tributario, con presencia en más de 80 países – América Latina es una de las regiones con los sistemas tributarios y fiscales más complejos del mundo. De hecho, tres países de la región -Brasil (2°), Colombia (6°) y Argentina (9°)- figuran entre las diez naciones con sistemas tributarios más difíciles. Y si se contemplan los top 15 del referido listado, habría que incluir a Bolivia (12°) y México (15°).

Raimundo Díaz, Director Ejecutivo de las Americas para TMF Group, no duda que el mayor desafío en la materia tiene que ver con la simplificación de las normas. “Lo llamativo es que parece que cada cambio o reforma en la materia, en vez de simplificar los procedimientos, los complica”, advierte el ejecutivo, quien ejemplifica con el caso de Colombia y la vigencia desde este año de una nueva reforma, lo que ha significado un verdadero dolor de cabeza para los pagadores de impuestos.

Para Díaz, otro desafío tiene que ver con el reto de la transparencia. “Muchos de los pagadores de impuestos -sean personas naturales o jurídicas- tienen problemas para aplicar los procedimientos tributarios y contables que les solicitan, ya que existe una falta de claridad en dichos procedimientos”, estima Díaz, junto con destacar la importancia de que exista claridad de los destinos de los fondos recaudados vía impuestos. “La gente quiere ver los frutos de sus pagos, es decir, como dicen los contribuyentes en EE.UU., quieren ver trabajar sus impuestos".

Y un tercer aspecto que destaca Díaz -y que a su juicio está muy vinculado a los dos primeros elementos- tiene que ver con la estandarización de los sistemas tributarios, es decir, reglas del juego más o menos parecidas a nivel local. En algunos casos, como en Brasil y Argentina, dadas las características de sus sistemas políticos, cuentan con sistemas tributarios federales, estatales o municipales que crean escenarios de doble tributación para los contribuyentes.

Para Díaz, estos desafíos se pueden abordar de mejor forma en la medida que exista una real voluntad política de las autoridades locales para legislar sobre el tema. "No me refiero a que exista una menor carga tributaria, sino que los sistemas de la región sean menos complejos", dijo.

Otros elementos que el ejecutivo menciona, son los medios económicos para desarrollar herramientas que permitan implementar las soluciones necesarias y el uso de medios tecnológicos para abordar los retos. Si bien éstos pueden resultar complejos en una primera etapa, a su juicio son muy positivos en el largo plazo.

El presidente de la Asociación Peruana de Finanzas (APEF), Alejandro Gómez Saba, coincide con Raimundo Díaz en la complejidad de los sistemas tributarios y contables, especialmente para las pymes y pequeños empresarios. “Si bien en el caso peruano ha existido una mayor accesibilidad de los contribuyentes a materias contables y tributarias en los últimos años, y el sistema se ha ido sofisticando, algo muy positivo por cierto, hay una falta de cultura financiera. Mucha gente no tiene claro sus características y procedimientos”. Por eso, estima Gómez, los grandes desafíos en temas de contabilidad deberían ser la presencia de una educación financiera que se imparta desde los colegios. “Si sabes manejar tu educación financiera a nivel personal, estarás en un mejor pie para afrontar más adecuadamente las finanzas de una empresa”, resalta.

Gómez también advierte la necesidad de que las empresas le den más importancia a la formación de sus cuadros profesionales y técnicos relacionados a su gestión financiera y tributaria, y que entiendan a cabalidad lo que están procesando. “Es una forma de asegurar la proyección de la empresa”, sostiene el titular de la APEF. En esa línea, enfatiza la necesidad de que los profesionales de las finanzas hagan un upgrade de sus conocimientos y estén constantemente capacitándose.

“Me he encontrado con muchas sorpresas en varias compañías”, sentencia Gómez Saba, junto con recordar que las compañías más inteligentes son aquellas que se anticipan a las necesidades tributarias y no las que reaccionan por necesidad.

En lo que respecta al panorama tributario en la región, tanto Gómez como Díaz coinciden en que Chile tiene la política más atractiva y sencilla en Latinoamérica -considerando a las economías de mayor envergadura-, aunque el ejecutivo de TMF Group se muestra cauteloso sobre si, a futuro, dicho país mantendrá ese estatus tras la reforma tributaria impulsada por la actual administración de Michelle Bachelet. "Es algo que podría cambiar" en un marco de complejidad de materias y cargas tributarias en la región.

“Es un hecho que las arcas fiscales en Latinoamérica están más ajustadas, lo que obliga a las autoridades a realizar malabares para cuadrar las cajas fiscales. En ese escenario, y pasado el boom de los precios de las materias primas, es probable que las futuras políticas fiscales de la región sean aún más desafiantes”, advierte Díaz.

Webinar

Para analizar y conocer más en profundidad este y otros puntos, AméricaEconomía y TMF Group lo invitan a participar el miércoles, 21 de junio del webinar “Cómo vencer la complejidad contable y tributaria de Latinoamérica”. Regístrese aquí: https://bit.ly/2shfDtg