Más de 400 empresas tienen la intención de relocalizar operaciones productivas de Asia a México, destacó Raquel Buenrostro, secretaria de Economía.

De acuerdo con las empresas contactadas como parte del programa de entrevistas del Banxico, se ha observado la llegada de más empresas extranjeras a México que buscan beneficiarse de la cercanía con Estados Unidos.

Esto se debe principalmente a las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos y a las reglas de origen del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que fueron mencionados por 49.3 y 49.0% de las empresas entrevistadas, en ese orden.

Actualmente existe la intención de más de 400 empresas de América del Norte en realizar un proceso de relocalización de Asia a México”, dijo Buenrostro este martes en una comparecencia en la Cámara de Senadores

La semana pasada, la representante de Comercio de Estados Unidos, Katherine Tai, pidió una solución rápida a la controversia en materia energética que inició su país contra México en el marco del T-MEC, tras la primera reunión de ella con Buenrostro, en forma virtual.

En la comparecencia ante el Senado, Buenrostro expuso que México y Estados Unidos son dos grandes economías que se complementan y se benefician mutuamente.

“La negociación y los acuerdos comerciales que favorezcan a ambos países son una necesidad y un imperativo. A México no le interesa en absoluto la confrontación; es el diálogo, la negociación y el derecho lo que dirimirá cualquier diferencia comercial que exista entre ambas naciones”, dijo la funcionaria enseguida.

El 20 de julio de 2022, Estados Unidos solicitó consultas con México bajo el capítulo de Solución de Controversias del T-MEC, argumentando que varias políticas energéticas de México violan a este acuerdo, favorecen a Pemex y la CFE y afectan negativamente a las empresas estadounidenses que operan en México y a la energía producida en Estados Unidos.

En otro momento, Buenrostro narró a los senadores que a través de una carta enviada en agosto a su contraparte de México, Andrés Manuel López Obrador, el presidente estadounidense, Joe Biden, le manifestó: “Mi más profundo respecto por usted y la independencia y soberanía de México, espero que sigamos en contacto”.

Luego Buenrostro argumentó que esta frase condensó con precisión el espíritu de la relación entre México y Estados Unidos, “una relación conciliadora de cooperación entre iguales y respetuosa de las decisiones internas”.

“Esa es la relación que nuestros pueblos desean mantener y por la que trabajaremos en la Secretaría de Economía. La importancia que esta relación tiene para ambos países es ampliamente conocida y, sin embargo, hoy veo necesario enfatizarla”.

La funcionaria comentó que el interés de relocalización es una muestra de la importancia del T-MEC, un acuerdo comercial donde se han estrechado los lazos con Estados Unidos y Canadá y donde se estableció un marco institucional que otorga certidumbre jurídica a los inversionistas, empresarios y consumidores de la región.

“Este tratado histórico representó un cambio en las relaciones comerciales con los países del norte pues se introdujeron nuevas disciplinas para el comercio de bienes remanufacturados en la región y el tratamiento igualitario a los bienes nuevos”, dijo Buenrostro.

También refirió que el T-MEC incluyó nuevas regulaciones en materia de derechos de autor, marcas, indicaciones geográficas, patentes, protección de datos no divulgados, diseños industriales, secretos comerciales, esquemas de delimitación de responsabilidad de proveedores de servicios de internet, comercio digital, respeto a los derechos laborales, cooperación regulatoria y disposiciones en materia de observancia y medidas de corrupción.