Reuters.- Las acciones europeas cambiaron de tendencia y cerraron al alza el jueves, siguiendo las ganancias de Wall Street, en momentos en que el mercado espera una votación de los legisladores del bloque sobre fondos de emergencia para amortiguar el golpe derivado de la pandemia del coronavirus.

* Las acciones estadounidenses subían luego de que una cifra récord de solicitudes semanales de subsidios por desempleo fortaleció los argumentos en favor de medidas de estímulo para combatir el impacto económico del virus.

* El índice paneuropeo STOXX 600 cerró con un avance de un 2,6%, con lo que suma un alza de casi un 15% en las últimas tres sesiones. El índice había caído un 2% previamente en el día.

* El STOXX 600 sigue un 26% por debajo del récord que tocó en febrero, con el escenario de que una recesión en Europa parece inminente como consecuencia de los trastornos generalizados a los negocios provocados por el coronavirus.

Las bolsas de Italia y España ganaron un 0,7% y un 1,3%, respectivamente.

* Legisladores de la Unión Europea votarían más tarde el jueves un paquete de emergencia para mitigar la crisis económica del bloque causada por la pandemia, apoyando a aerolíneas y preservando sus derechos de pista.

* Durante la noche, el Banco Central Europeo eliminó un límite sobre cuántos bonos podría comprar a cualquier país de la zona euro, despejando el camino para una potencial emisión de dinero ilimitada como parte de su respuesta al brote.

* "Parece que los mercados piensan que se encontró la medicina y que la medicina es dinero. El motor de hoy claramente ha sido el reporte de solicitudes de subsidios de desempleo", dijo Teeuwe Mevissen, estratega macro de Rabobank.

* "El consenso del mercado es que esa cifra aterradora ya se había anticipado o que podría haber sido peor. No creo eso con toda honestidad. Creo que los mercados parecen no darse cuenta de la verdadera naturaleza de lo que está sucediendo", agregó.

* Las bolsas de Italia y España ganaron un 0,7% y un 1,3%, respectivamente. El número de muertos por COVID-19 en Italia superó los 7.500, mientras que la cifra en España se empinó sobre los 3.400, superando ambos el total de fallecidos en China.