Las aduanas de Bolivia y Chile inauguraron esta semana operaciones en un nuevo paso fronterizo para el tránsito de vehículos entre las localidades de Charaña (oeste boliviano) y Visviri (norte chileno), según informó este sábado una fuente oficial boliviana.

La Aduana Nacional de Bolivia (ANB) señaló en un comunicado que esta iniciativa fue promovida por la presidenta de esa entidad, Marlene Ardaya, para facilitar el flujo comercial de importaciones y exportaciones de Bolivia a través de los puertos de Arica e Iquique, en el norte de Chile.

La medida permitirá descongestionar el tráfico de camiones de alto tonelaje en el paso fronterizo entre las localidades de Tambo Quemado y Chungará, generando “mayor beneficio para exportadores e importadores bolivianos así como para las empresas de transporte que se dedican al tránsito internacional de mercancías”, según la ANB.

La Aduana también destacó que con la implementación de estas operaciones aduaneras, la población boliviana de Charaña podrá “reactivar su economía” e incrementar sus ingresos con actividades para recibir y atender a los viajeros que pasen por allí.

Los exportadores bolivianos usan los puertos chilenos de Arica, Iquique y Antofagasta para enviar sus mercancías a ultramar.

Hace 2 semanas hubo una huelga de funcionarios chilenos que afectó el trabajo de la Aduana, por la que más de 1.200 camiones con carga boliviana estuvieron parados durante 5 días en el paso fronterizo de Tambo Quemado-Chungará.

Los empresarios bolivianos han asegurado que esa huelga les significó pérdidas por 5 millones de dólares, por lo que la ANB presentó una queja contra Chile ante la Organización Mundial de Aduanas.

El gobierno boliviano además, ha anunciado que demandaría de Chile una compensación económica aunque aún analiza la mejor forma de hacerlo: si directamente ante el gobierno de Santiago o a través de un organismo internacional.