Los países integrantes de la Alianza del Pacífico, que componen Colombia, Chile, México y Perú, acordaron profundizar la integración financiera, tributaria y comercial del bloque, al término este sábado de la cita de sus ministros de finanzas en Santiago.

"Hemos alcanzado una serie de acuerdos con soluciones concretas. El primero busca potenciar la integración financiera a través del MILA (el Mercado Integrado Latinoamericano)", dijo Felipe Larraín, ministro chileno de Hacienda en conferencia de prensa tras el encuentro.

El MILA creado en 2011 y que agrupa a las bolsas de valores de Colombia, Chile y Perú, incorporará como nuevo socio a México, con el fin de que estén incluidos todos los países de la Alianza del Pacífico hasta fines de 2013.

El mercado financiero del bloque incorporará nuevos instrumentos, como la adecuación de las regulaciones de los miembros de la Alianza para favorecer la emisión pública de acciones a través de la plataforma MILA, y agregará instrumentos de renta fija y cuotas de fondo de inversión.

Los países de la Alianza han profundizado el dinamismo del bloque desde enero pasado cuando en cita cumbre de presidentes del bloque anunciaron la liberalización de arancel de la casi totalidad de su productos.

Los ministros de finanzas reunidos desde este viernes en el Palacio de La Moneda en Santiago, decidieron además potenciar el intercambio de información financiera para evitar el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo entre los países de la Alianza del Pacífico.

La Alianza fundada en junio de 2012 y que reúne a unos 209 millones de habitantes y el 35% del PIB de América Latina.

En otros acuerdos los ministros decidieron avanzar en un plazo de seis meses hacia un convenio multilateral para que este intercambio sea automático, además de coincidir en la necesidad de otorgar un tratamiento tributario más homogéneo para mejorar la inversión entre los países del bloque.

Respecto al intercambio comercial, se acordó avanzar en la integración de las "ventanillas únicas" (trámite único) de comercio exterior de que cada país dispone actualmente, con el fin de que tengan mayor capacidad operativa común.

Los ministros descartaron que el bloque comercial reciba por el momento a otros países, pese al interés de al menos 20 que son actualmente observadores.