La entrada plena de Venezuela al Mercado Común del Sur (Mercosur) hace ya casi un año no se traducirá en un aumento de las exportaciones no tradicionales del sector privado al cierre de 2013, de acuerdo con Francisco Mendoza, director de la Asociación Venezolana de Exportadores (Avex).

"Las ventas externas se mantendrán en niveles cercanos a los US$600 millones de 2012, y estarán representadas principalmente por empresas que tienen contratos desde hace muchos años que no pueden incumplir para no perder sus principales mercados. Se trata de exportadores netos que destinan más de 51% de su producción a las ventas externas en sectores como caucho, plástico y de partes y piezas automotrices", señaló.

El pasado 5 de abril, Venezuela adoptó la nomenclatura arancelaria del bloque y adecuó 28,17% de los códigos arancelarios a su tarifa externa común.

Mendoza explicó que "persisten las mismas razones de fondo que motivan que el país no pueda ser competitivo, este año la economía está peor y la actividad portuaria lo demuestra. En La Guaira reportan que está disponible 42% del espacio".

La sobrevaluación de la moneda, aunada a la obligatoriedad de devolverle al Banco Central de Venezuela 60% de las divisas obtenidas con las exportaciones, determina que a los exportadores no les den los costos para operar. A esto se suman las demoras para obtener las materias primas que requieren para producir con divisas de Cadivi y los retrasos en los puertos, según el vocero.

"No tengo conocimiento de sectores que hayan comenzado a exportar a Mercosur y, si lo hacen, es en cantidades mínimas porque no somos competitivos", dijo.

La semana pasada, la Asociación Nacional de Graniteros de Venezuela informó que la empresa mixta Granitos Cojedes y otras compañías comenzarían a exportar "en breve". Al respecto, Mendoza se mostró suspicaz porque Venezuela no se caracteriza por ser competitiva en este rubro en el que, según él, más bien hay muchas empresas cuyos negocios dependen de la importación de mármol y granito desde Brasil.

El exportador acotó que incluso la adopción de la nomenclatura arancelaria del Mercosur no ha podido completarse. "Si bien se dice que eso está listo, en la práctica no se han adoptado del todo los nuevos códigos, porque aún en el sistema de Cadivi siguen apareciendo los anteriores al momento de solicitar las divisas", dijo.

Otro industrial explicó que al solicitar los Certificados de No Producción también se siguen utilizando los códigos arancelarios viejos. Cadivi no está trabando las solicitudes de divisas por esto, pero se generan problemas al hacer la declaración de aduana porque los importadores deben enviarle cartas explicativas a Cadivi con el documento de cierre.