Santiago, EFE. Las cámaras de Comercio de Lima y Santiago ratificaron en la capital chilena su voluntad de estrechar los lazos históricos entre ambos países y desarrollar sinergias económicas.

En una reunión celebrada este lunes en Santiago, los máximos dirigentes de ambas entidades firmaron la "Declaración conjunta de los emprendedores del Perú y Chile", que hace dos semanas ya había sido suscrita en un primer encuentro, celebrado en la capital peruana.

El presidente de la Cámara de Comercio de Santiago, Peter T.Hill, afirmó a los periodistas estar "genuinamente convencido de que este gesto que nuevamente concretamos, es un paso importante para las relaciones de amistad y confianza que deben existir entre nuestros dos países".

Añadió: "estamos dejando claro que, independientemente de las resoluciones de la Corte Internacional (de Justicia de La Haya), nuestras naciones han llegado a un nivel de madurez y equilibrio en sus relaciones, que ya no puede ser alterado".

En 2008, Perú demandó a Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya la fijación de los límites marítimos entre ambos países, argumentando que nunca han sido fijados, mientras para Santiago sí lo están, en dos tratados suscritos en 1952 y 1954 que para Lima sólo son acuerdos pesqueros.

Perú busca un nuevo límite fijado a través de una línea tangente y no sobre la base del paralelo, como ha sido hasta ahora, lo que le le daría unos 35.000 kilómetros cuadrados de territorio que actualmente están bajo soberanía chilena.

Terminadas las presentaciones y alegatos de las partes, la Corte Internacional ha anunciado el fallo a partir de septiembre, una vez concluido su receso de verano.

Peter T.Hill subrayó hoy que "los empresarios somos responsables directos del desarrollo económico y debemos dar una imagen de unidad, con un discurso claro, que no deje lugar a dudas que el único camino del progreso es el entendimiento y la colaboración".

En tanto, el presidente de la Cámara de Comercio de Lima, Samuel Gleiser, destacó los vínculos históricos entre los dos países y las sinergias que pueden darse entre ambos en sectores como la agroindustria y la minería.

Tras la firma, las delegaciones se dirigieron al palacio de La Moneda, donde fueron recibidas por el presidente de Chile, Sebastián Piñera, para un saludo protocolario.