Pekín. China acusó a Estados Unidos este lunes de albergar "expectativas extravagantes" para un acuerdo comercial, lo que puso en evidencia la distancia entre los dos lados, en momentos en que las medidas de Washington contra la gigante tecnológica Huawei comienzan a golpear al sector.

Añadiendo a las tensiones bilaterales, el ejército de Estados Unidos dijo que uno de sus barcos de guerra navegaba cerca de la disputada zona Scarborough Shoal reclamada por China en el Mar del Sur de China, en la última de una serie de operaciones similares que han incomodado a Pekín.

Google de Alphabet Inc también suspendió sus negocios con la China Huawei Technologies Co Ltd que requieran la transferencia de hardware, software y servicios técnicos, excepto aquellos disponibles públicamente a través de licencias abiertas, dijo a Reuters una fuente el domingo.

Las acciones de los fabricantes de chip europeos Infineon Technologies, AMS y STMicroelectronics cayeron con fuerza el lunes por las preocupaciones de que los proveedores de Huawei Technologies puedan suspender los embarques a la firma china por la decisión de Washington de ponerla en una lista negra.

La razón por la que la última ronda de negociaciones no logró un acuerdo es que Washington intentó alcanzar objetivos no razonables a través de una presión extrema, dijo Lu. "Desde el inicio esto no iba a funcionar", enfatizó.

En una entrevista con Fox News grabada la semana pasada y difundida este domingo por la noche, Trump dijo que Estados Unidos y China tenían "un acuerdo muy sólido, un buen acuerdo, y ellos lo cambiaron. Y yo digo 'OK, vamos a gravar sus productos'".

En Pekín, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Lu Kang, dijo que no sabía de qué estaba hablando Trump.

"No sabemos de qué va este acuerdo del que Estados Unidos está hablando. Tal vez Estados Unidos tiene un acuerdo por el que albergaban expectativas extravagantes, pero ciertamente no es un acuerdo que China haya aceptado", dijo en un informe periódico.

La razón por la que la última ronda de negociaciones entre China y Estados Unidos no logró un acuerdo es que Washington intentó alcanzar objetivos no razonables a través de una presión extrema, dijo Lu. "Desde el inicio esto no iba a funcionar", enfatizó.

No se han programado más conversaciones comerciales entre China y Estados Unidos desde la última ronda que concluyó el 10 de mayo.