Las acciones y los precios de las materias primas sufrían una liquidación el lunes, ya que las inusuales protestas en las principales ciudades chinas contra las estrictas restricciones por el COVID en el país afectaban las expectativas de crecimiento de la segunda economía mundial.

Los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes en varias ciudades importantes durante el fin de semana detuvieron un tímido repunte de las acciones que cobró impulso la semana pasada.

El índice referencial europeo STOXX caía un 0,9% en las primeras operaciones, después de que el índice MSCI más amplio de acciones de Asia-Pacífico que excluye a Japón cayó un 1,2% por la liquidación en los mercados chinos.

Los precios del petróleo, sensibles a los rigurosos confinamientos en China por sus efectos en la demanda, también caían. El crudo Brent perdía un 3,1% a 81,05 dólares el barril a las 0950 GMT.

Los temores sobre el crecimiento económico chino afectaban a otros mercados de materias primas, y el cobre y otros metales también retrocedían por las protestas.

El índice bursátil de referencia de Australia cerró con un descenso del 0,42%, mientras que su divisa perdió más de un 0,8%. El índice bursátil japonés Nikkei cayó un 0,4%.

Los mercados estadounidenses parecían dispuestos a seguir la tendencia bajista del lunes, con los futuros del S&P 500 cediendo un 0,8%.

El dólar amplió sus ganancias frente al yuan, subiendo un 0,4%, pero lejos de sus máximos de la sesión anterior. El billete verde caía un 1% frente al yen, a 137,74 yenes, tras haber cotizado inicialmente al alza.

El rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años alcanzaba un 3,663%, frente a su cierre de 3,702% el viernes. El rendimiento a dos años, que sigue las expectativas de los operadores sobre las tasas de los fondos de la Reserva Federal, caía a 4,448%, frente al cierre del viernes de 4,479%.

El oro al contado subía un 0,4% a 1.763,31 dólares por onza.

BAJA EL COBRE

Los precios del cobre caían el lunes debido a que las preocupaciones sobre la demanda en el principal consumidor mundial, China, se veían reforzadas por las protestas contra las estrictas restricciones del COVID-19 en el país, pero un dólar más débil ayudaba a sostener la confianza.

A las 1036 GMT, el cobre de referencia en la Bolsa de Metales de Londres (LME) cedía un 0,5%, a 7.966 dólares la tonelada.

En la noche del domingo, cientos de manifestantes y la policía se enfrentaron en Shanghái, mientras las protestas por las estrictas restricciones del COVID en China se recrudecían por tercer día y se extendían a varias ciudades.

"¿Cuánto durarán las protestas, cómo reaccionará el gobierno chino? Hay mucha incertidumbre sobre China", dijo un operador de metales. "El crecimiento en Europa y Estados Unidos es flojo y las perspectivas son peores".

Los mercados de metales industriales analizarán los sondeos a los gestores de compras del sector manufacturero chino, donde se espera que la actividad se haya contraído aún más este mes.

Las autoridades chinas han introducido una serie de medidas en un intento de reactivar el crecimiento, pero la recuperación se ha visto frenada por los problemas del COVID y la desaceleración de la economía mundial.

Un billete verde más débil hace que los metales cotizados en dólares sean más baratos para los tenedores de otras divisas, lo que podría impulsar la demanda. Esta relación es utilizada por los fondos para generar señales de compra y venta a partir de modelos numéricos.

En otros metales básicos, el plomo a tres meses subía un 0,7%, a US$ 2.923 la tonelada; el aluminio bajaba un 0,1%m a US$ 2.360; el zinc ganaba un 0,1%, a US$ 2.923 ; el estaño ganaba un 0,1%, a US$ 22.265; y el níquel cedía un 0,4%, a US$ 25.325.