Ambos funcionarios se reunieron con los miembros de la delegación argentina en el hotel Four Seasons de Beijing, donde se hospedan, y más tarde participarán de un agasajo organizado por la embajada argentina en la capital china.

Kicillof llegó a Beijing alrededor de las 4 de la madrugada hora argentina, y se sumó al “road show” que había comenzado De Vido en Rusia, y que también incluirá la ciudad de San Pablo, en Brasil, el 18 y 19 de diciembre próximos.

En cuanto a las reuniones previstas, mañana lunes habrá encuentros con el gigante de telecomunicaciones Huawei, con el gerente general de la China National Nuclear Corporation, con la China Sattellite Launch & Tracking Control General y con la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, el organismo estatal que coordina el trabajo de las principales compañías participadas por el Estado.

El martes, en tanto, será el día de la presentación de los 15 proyectos ante empresarios.

De Vido mantuvo encuentros con los responsables del holding al que pertenece la empresa CMEC, que va a proveer el material rodante para el ferrocarril Belgrano Cargas, y a cuyos directivos la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner recibió la semana pasada en Casa de Gobierno.

Según trascendió, este holding empresario, que tiene múltiples negocios en transportes, hidroeléctricas, tecnología y construcción, mostró interés en participar en los 15 proyectos que presentará el gobierno ante empresarios locales.

Así se lo manifestó hoy a De Vido uno de sus directores generales, Wans Yuqui, con quien estuvo reunido.

La ciudad de Beijing recibió a los funcionarios con un clima invernal moderado, que tiene temperaturas máximas de 8 grados durante el día, aunque las marcas térmicas descienden por la noche a 1 ó 2 grados bajo cero.

En la delegación argentina se comentó mucho el alto nivel de contaminación del aire de la ciudad, que hacía que hoy al amanecer se percibiera una fuerte bruma, y por lo cual millones de habitantes de la capital china usan barbijo como forma de protección.