La Razón, La Paz. La importación de bebidas alcohólicas se quintuplicó en volumen y se triplicó en valor en los últimos cinco años debido al incremento del consumo en Bolivia. A octubre de 2013, el 72,36% de las compras está compuesto por cerveza, whisky y ron.

La información fue recogida por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) con base en datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). 

De 2009 a octubre de 2013, el valor de las importaciones creció en 196% y en volumen el crecimiento fue de 357%, explicó Juan Pablo Saucedo, asistente de la Gerencia Técnica del IBCE. 

 “En volumen se quintuplicó la importación, mientras que se triplicó el valor de las importaciones en los últimos cinco años”, expresó el técnico.

En 2009 se importó 6,6 millones de kilogramos (6.638 toneladas) de bebidas alcohólicas por un valor de US$10,9M. A octubre de este año, las compras llegaron a 30,3 millones de kilogramos (30.331 toneladas) por un valor de US$32,3M. 

El principal producto de importación es la cerveza. En segundo lugar se ubica el whisky y, en tercero, el ron y demás aguardientes de caña.

Precios 

En 2012, las compras de cerveza de malta alcanzaron a 19,2 millones de kilogramos (19.296 toneladas) por un valor de US$13M. Mientras que en 2013 se importó 22,3 millones de kilogramos (22.336 toneladas) por un valor de US$11M.

Se observa un incremento en el volumen, pero un leve descenso en el valor, debido a que se compró cerveza a precios más baratos, explicó Saucedo. 

Sin embargo, se estima que las cifras serán superadas a diciembre, tomando en cuenta que subirá la importación de bebidas por las fiestas de fin de año.

Uno de los factores para este comportamiento es el ingreso de la cerveza peruana Cordillera, cuya planta está ubicada en Arequipa, a sólo 16 horas de viaje por tierra desde La Paz. Esta proximidad con el país facilita las importaciones de este producto.

En marzo del año pasado, La Razón visitó la planta de Cordillera en Arequipa. SABMiller, a través de su subsidiaria Backus, produce para el mercado boliviano la cerveza Cordillera en su planta de Arequipa, donde se evidenció que de 840.000 botellas producidas en agosto de 2011, llegó a 2,4 millones en febrero de 2012.

César Rodríguez de la Viuda Chang, gerente de Asuntos Corporativos de la Región Sur de la Unión de Cervecerías Peruanas Backus, informó en Arequipa que la rubia Cordillera llegó por primera vez a Bolivia con 70.000 cajas de 12 botellas de 65 cm3 en agosto de 2011. 

Hasta febrero de 2012, la producción para Bolivia se había incrementado en 200.000 cajas, de una docena de botellas. Datos de Cordillera a la fecha no se conocen.

El informe del IBCE también da cuenta que, hasta octubre de este año, los países de donde más se compran las bebidas alcohólicas son Brasil, con 12,2 millones de kilogramos (12.257 toneladas) de importaciones por un valor de US$6,04M; Perú, con 10,1 millones de kilogramos (10.143 toneladas) por US$5,38M; y Argentina, con 2,8 millones de kilogramos (2.802 toneladas) por US$5,71M.

Estos tres países representan en conjunto el 53% del valor de las importaciones y el 83% en volumen. 

A estos países le siguen Panamá, México, Reino Unido, Chile, Nicaragua, Federación de Rusia, Cuba, Estados Unidos, República de Sudáfrica y Alemania, entre otros, según el IBCE.