Estados Unidos y China intentan activamente relanzar las negociaciones para poner fin a la guerra comercial que los opone, aseguró este domingo el principal asesor económico de Donald Trump.

"Si las negociaciones se reabren de manera sustancial, haremos venir a los funcionarios chinos a Washington para una reunión de jefes negociadores con el fin de continuar las discusiones", dijo Larry Kudlow en el programa televisivo Fox News Sunday. Según Kudlow, son los altos funcionarios de ambas partes los que deben conversar vía telefónica "la semana próxima o los diez días próximos".

Las declaraciones del asesor de la Casa Blanca dejan no obstante dudas sobre la llegada de una delegación china a Washington en el correr de septiembre, en respuesta a una visita a Shanghái del representante comercial Robert Lighthizer y del secretario del Tesoro Steven Mnuchin.

Kudlow subrayó, sin embargo, que la conversación telefónica que mantuvieron a mediados de agosto a raíz de la reunión de Shangái Lighthizer y Mnuchin con los negociadores chinos Liu He y Zhong Shan "fue mucho más positiva que lo que indicaron los medios" de comunicación.

El asesor comercial Peter Navarro rechazó el domingo que la volatilidad vivida esta semana en los mercados sea algún tipo de señal de aviso, afirmando que hay una “buena” dinámica económica que anima a los inversores a mover dinero hacia Estados Unidos.

Las negociaciones entre Pekín y Washington comenzaron en enero y parecían estar llegando a buen puerto, pero a mediados de la primavera boreal Trump les puso fin abruptamente, al estimar que China estaba dando marcha atrás con algunos compromisos que había asumido.

Rechazo a posible recesión. Funcionarios de la Casa Blanca rechazaron este domingo los temores a un posible debilitamiento del crecimiento económico, asegurando que ven pocos riesgos de recesión pese a una semana volátil en los mercados globales de bonos, e insistieron en que su guerra comercial no está dañando a Estados Unidos.

El asesor económico, Larry Kudlow, dijo que funcionarios comerciales de los dos países hablarán en un plazo de diez días y “si esas reuniones van bien (...) planeamos que China venga a Estados Unidos” para avanzar en las negociaciones para poner fin a una guerra comercial que se ha convertido en un riesgo potencial al crecimiento económico mundial.

Sin embargo, pese a que el proceso está estancado en la actualidad y la amenaza de nuevos aranceles y restricciones comerciales sigue pesando sobre la economía mundial, Kudlow dijo en “Fox News Sunday” que Estados Unidos sigue “en un estado de forma muy bueno”.

“No hay recesión a la vista”, dijo Kudlow. “Los consumidores están trabajando. Los sueldos están subiendo. Están gastando y están ahorrando”.

Sus comentarios llegan tras una complicada semana en la que las preocupaciones sobre una posible recesión en Estados Unidos comenzaron a pesar en los mercados financieros y parecieron sembrar dudas entre las autoridades sobre si la economía aguantará durante la campaña para las elecciones presidenciales de 2020.

El asesor comercial Peter Navarro rechazó el domingo que la volatilidad vivida esta semana en los mercados sea algún tipo de señal de aviso, afirmando que hay una “buena” dinámica económica que anima a los inversores a mover dinero hacia Estados Unidos.

“Tenemos la economía más fuerte del mundo y el dinero está llegando a nuestro mercado bursátil. También está llegando en busca del rendimiento de nuestros mercados de bonos”, comentó Navarro al programa de la cadena ABC “This Week”.

* Con información de DW y Reuters.