Los empresarios uruguayos lamentaron este sábado que la XVL Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur se centrara en tratar temas políticos y dejara en un "segundo plano" los problemas comerciales internos que impiden que la asociación "funcione como debería".

"Creemos que el Mercosur no funciona como debería por las trabas comerciales que hay entre los países, que no generan el intercambio, sino que lo impiden", indicó a Efe Teresa Aishemberg, secretaria ejecutiva de la Unión de Exportadores del Uruguay.

Aishemberg dijo que el trabajo de los líderes del bloque formado por Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela, con Paraguay suspendido y Bolivia en pleno proceso de adhesión, debería haberse centrado en "agilizar el comercio" y en "eliminar las trabas" que existen en su seno para un libre mercado, además de impulsar las negociaciones con el exterior, una de las "promesas incumplidas" del Mercosur.

En la Cumbre que este viernes culminó en Montevideo, los presidentes condenaron el supuesto espionaje cometido por EEUU en la región y llamaron a consultas a sus embajadores en España, Italia, Portugal y Francia para pedir explicaciones por haber impedido el pasado día 2 el vuelo del presidente boliviano Evo Morales cuando este regresaba a su país desde Rusia.

Los temas económicos sólo ocuparon unas cuantas líneas en la declaración final del bloque y se limitaron a insistir en la necesidad de "avanzar en la facilitación del comercio intrazona", preservar "el crecimiento de sus economías", buscar acciones conjuntas para combatir la crisis económica mundial y reafirmar su interés "por continuar avanzando en la búsqueda de un acuerdo equilibrado y mutuamente beneficioso con la Unión Europea".

"Desde el año 90 en el Mercosur mejoraron los aranceles, lo que aumentó el comercio, pero ahora necesitamos que se cumpla la promesa de ser una plataforma para vincularnos a otros bloques. Y esperamos desde hace mucho. La Unión Europea, o un Tratado con EE.UU. Esperamos que se cumpla, pero no se puede porque políticamente se concentra el tema en juntar países dentro del Mercosur y no en negociar hacia afuera", se lamentó Aishemberg.