La Paz. Empresarios, industriales y productores bolivianos demandaron este jueves al gobierno la creación de un fondo de apoyo para mejorar la competitividad de sus productos al entrar al Mercado Común del Sur (Mercosur).

La Cámara Nacional de Industrias (CNI), la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb) consideraron, por separado, que Bolivia si no tiene ventajas, puede quedar perjudicado al ser parte del bloque regional.

El Mercosur está integrado por Argentina, Brasil, Uruguay, Venezuela y Paraguay (suspendido), y Bolivia está en proceso de adhesión plena al bloque.

Bolivia se afilió en 1997 como Estado asociado al Mercosur, mecanismo de integración creado en 1991 entre cuyos objetivos están la libre circulación de bienes, personas y servicios, establecer aranceles comunes y adoptar una política comercial conjunta.

El país andino recibió en noviembre de 2012 la invitación formal para ser miembro pleno del Mercosur y el presidente Evo Morales firmó en diciembre pasado en Brasilia el protocolo que incorpora a su país al bloque, cuya próxima cumbre se celebra mañana viernes en la capital uruguaya Montevideo.

Ante este escenario, el presidente de la CNI, Mario Antonio Yaffar, reclamó del gobierno apoyo para mejorar la competitividad de los productores nacionales.

Además dijo que son importantes políticas que vayan a crear un fondo de apoyo a la competitividad de los productores.

Reclamó que el sector productivo requiere "la definición de políticas claras con respecto a la industrialización", porque se tiene conocimiento de los 28 complejos de empresas estatales que están siendo apoyadas y financiadas con importantes recursos.

A su vez el vicepresidente de la Caneb, Guillermo Pou Mont, dijo que la nueva opción del Mercosur puede ser un escenario interesante, pero pidió analizar "qué se va a ganar y qué se va a perder".

Recomendó vital que antes de ingresar a las negociaciones para ser miembro pleno del bloque sureño se deben tener propuestas claras y arrancar compromisos favorables para el país.

"Si a Bolivia no le conviene las condiciones ya en el proceso de negociación, no podrá ser fácil decir a los demás países no quiero y me voy, porque estarán otros países y seguramente hasta tendremos que abandonar este bloque, con grandes perjuicios que representa para Bolivia", advirtió.

Por su parte, el gerente de la CAO, Edilberto Osinaga, destacó la importancia del bloque andino como un "gran mercado" para las exportaciones sectoriales porque es complementario con la producción agrícola boliviana.

Afirmó que Bolivia es competitiva, pero las ventajas comparativas surgen de los países que no dependen del empresario, sino de los gobiernos que negocian acuerdos y condiciones, en los que el empresario sólo tiene un pequeño espacio.

No obstante, reconoció que este gobierno se abrió a la discusión y apoyo sobre la integración comercial global.