El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, anunció que su país construirá un canal seco que unirá Puerto Quetzal, en el Pacífico, y Puerto Barrios, en el Atlántico. Gremiales empresariales salvadoreñas, ven en este proyecto una oportunidad para bajar los costos del comercio exterior, aunque prevén que también restará competitividad a los puertos de El Salvador.

Jorge Arriaza, director ejecutivo de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), dijo que el canal seco podría bajar los costos de fletes a los empresarios salvadoreñas, además de reducir los tiempos de tránsito, ya que sería una ruta más fluida y directa.

“En principio usamos los dos puertos (Quetzal y Barrios de Guatemala) para salir, principalmente Puerto Barrios, que es por donde sale la mayor parte de exportaciones a Estados Unidos”, explicó Arriaza.

Agregó que diferentes países de la región centroamericana están desarrollando proyectos de infraestructura, básicos para atraer inversión extranjera, y lamentó que El Salvador se está quedando atrás en esta área.

“Al tener una inversión tan alta y al desarrollar un proyecto de esta naturaleza, impulsaría mucho más el crecimiento de ese país”, sostuvo el dirigente gremial. Según lo previsto, en la fase de construcción y operación, el canal seco generará alrededor de 3.500 empleos directos.

El paso de este requiere la compra de 3.919 fincas, que conlleva una inversión de US$400 millones, además de instalar un oleoducto y poner en marcha un ferrocarril que una también los dos puertos.

Pablo Durán, presidente de la Corporación Salvadoreña de Exportadores (Coexport), indicó que si bien esperan el beneficio de la baja en los costos de fletes para la mercadería que entra y sale de El Salvador y que utiliza los puertos guatemaltecos, el canal seco restará competitividad al sistema portuario del país.

“El proyecto nos pone en una situación muy difícil como país. Hay que ser ingeniosos y ver qué hacemos con el puerto de La Unión... lástima que tardaron muchos años en dar su concesión”, señaló Durán.

El presidente de COEXPORT también se refirió a las aduanas salvadoreñas, y dijo que al concretarse ya sea el canal seco de Guatemala o el canal húmedo de Nicaragua, será necesario modernizarlas. Esto, debido a que no solo llegará la mercadería salvadoreña, también habrá más transito de productos hacia otros países.