El Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial y la Organización Mundial de Comercio (OMC) advirtieron que “las tensiones comerciales inusualmente altas” amenazan las oportunidades reales de sostener un crecimiento económico mundial más dinámico e inclusivo.

En el análisis “Revitalizar al comercio para un crecimiento inclusivo”, economistas de los tres organismos consignaron que las tensiones comerciales “imprimen una urgencia a trabajar en conjunto para reanimar a la actividad comercial como un motor del crecimiento económico mundial”.

Expertos de los tres organismos sostuvieron que las estrategias de alcanzar acuerdos de comercio bilaterales y regionales son positivas, pero traen el riesgo de fragmentar al sistema mundial.

“El ritmo más lento de las negociaciones multilaterales ha alentado a los países a recurrir a estrategias bilaterales y regionales, lo que es positivo porque evidencia su intención de expandir y fortalecer la cooperación comercial (...) pero su proliferación puede crear regímenes de comercio inconsistentes y fragmentados elevando los costos de transacción”. Pero acotaron que esta mayor integración de personas y segmentos de producción requiere un cambio en políticas públicas internas y coordinación multilateral que permita escalarlas entre países.

De eso se trata la inclusión, aseveraron, de conseguir acuerdos más amplios que favorezcan la cooperación comercial desde adentro de cada sector económico y sus componentes del país, hacia fuera. En el documento de trabajo, divulgado a una semana de las Reuniones Anuales del FMI y el Banco Mundial, donde asistirán los 189 miembros, hicieron un llamado urgente a debatir sobre los acontecimientos actuales en el comercio. Y observan que “una mayor apertura promovería la competencia, incrementaría la productividad y subiría los estándares de vida”.

Llamaron a desarrollar mejores políticas comerciales que contengan enfoques flexibles, de manera que puedan abrir las economías de manera unilateral.

Acuerdos regionales, con matices. En la investigación explicaron que los acuerdos regionales pueden ayudar a promover la integración comercial, pero no son suficientes por sí solos. Los acuerdos regionales más ambiciosos han ayudado a demostrar el potencial de una mayor integración en nuevas áreas, reconocieron. Y aun siendo cierto que los acuerdos regionales más amplios y profundos ayudan a demostrar el deseo de los países de expandir y fortalecer la cooperación comercial internacional, no pueden abordar por sí solos desafíos modernos.