La integración entre los países de América Latina y la producción de energía limpia son elementos clave para atraer inversiones extranjeras en la región y promover la industrialización y el crecimiento del continente, según afirmó hoy el ministro de Hacienda de Brasil, Fernando Haddad.

La asesoría de prensa del Ministerio de Hacienda reveló que, en una conferencia durante el Foro Económico Mundial, en Davos (Suiza), Haddad aseguró que el proceso de integración implica inversión en infraestructura, acuerdos comerciales entre los países y el fortalecimiento del Mercosur, incluyendo la incorporación de nuevos miembros.

"Entendemos que la integración regional es imperativa para nuestro desarrollo", dijo el ministro brasileño, en un evento en el que también participaron los presidentes de Colombia, Gustavo Petro; de Ecuador, Guillermo Lasso; de Costa Rica, Rodrigo Chaves; y la Vicepresidenta de República Dominicana, Raquel Peña.

Haddad recordó que con el regreso al poder de Luiz Inácio Lula da Silva, Brasil volverá a tener más relaciones con América Latina, algo que ya sucedió en los dos mandatos anteriores de Lula y en el de Dilma Rousseff.

El ministro brasileño destacó la posibilidad de integrar a América Latina a través de líneas de transmisión y dijo que la región tiene un gran potencial para atraer inversiones de empresas interesadas en integrar sus cadenas productivas con la generación de energía limpia, ya sea solar, hidráulica, eólica o a partir de hidrógeno verde.

"Esto puede ser un factor de atracción para industrias que quieran producir a partir de energías limpias, para que toda su cadena productiva esté a tono con las determinaciones ambientales que hoy son ineludibles", señaló.

Para Haddad, solo con esta integración los países del continente podrán hacer frente a los grandes bloques económicos representados por la Unión Europea y los Estados Unidos.

"Creo que la integración de nuestros mercados para ganar una escala considerable es un elemento importante para atraer inversión extranjera compatible con nuestras necesidades de ofrecer empleos de mayor calidad para nuestros trabajadores. Entonces, no se trata solo de invertir en educación, sino de atraer un tipo de inversión que actualmente nuestra región tiene un déficit importante", dijo.