"Los acuerdos no son fines en sí mismos. El trabajo comienza cuando se termina la negociación. El Acuerdo de Asociación ha sido muy positivo, pero no es suficiente porque existe un potencial superior", afirmó este jueves 822.08.2019) el embajador de la UE en Costa Rica, Pelayo Castro, durante el foro "Aprovechamiento del Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea".

El diplomático destacó la "apuesta estratégica" de la UE por el comercio y el fortalecimiento de los organismos y mecanismos multilaterales en la materia, y aseguró que esa vocación "no cambiará". Los datos presentados por la UE en el foro indican que en 2018 el intercambio comercial con Centroamérica ascendió a los 12.160 millones de dólares, mientras que para el año 2009 la cifra era de apenas US$4.600 millones. También se enumeraron una serie de retos para seguir avanzando en el aprovechamiento del Acuerdo, como por ejemplo mejorar la aplicación de las preferencias arancelarias, impulsar más inversión y eliminar barreras técnicas al comercio, como la unificación de procesos aduaneros.

La balanza comercial fue favorable para Centroamérica en unos US$150 millones en 2018, según estas cifras. Costa Rica es el principal socio comercial de la UE en Centroamérica y representa el 40% del intercambio comercial con la región: las exportaciones de Costa Rica a la UE ascendieron a US$2.689 millones en 2018, mientras las del bloque al país centroamericano supusieron US$1.045 millones.

El viceministro de Comercio Exterior de Costa Rica, Duayner Salas, aseguró que el Acuerdo de Asociación le ha permitido al sector exportador de su país diversificarse, mejorar la calidad de sus productos y aumentar la competitividad. "Costa Rica ha logrado posicionarse en la Unión Europea con productos de alto valor agregado y ajustados a altos estándares de calidad. Para Costa Rica el acuerdo ha sido un espacio de oportunidad para fortalecer los flujos de exportación e inversión extranjera y para diversificar la oferta exportable y la cartera de clientes", declaró Salas.