El presidente haitiano, Joseph Michel Martelly, aseguró en la jornada de clausura del undécimo Consejo de Ministros de Petrocaribe, que se celebró en el país caribeño, que la creación de una "zona económica Petrocaribe (ZEP)" es un mecanismo de solidaridad regional "para combatir la exclusión que afecta a millones de personas en nuestra región".

Martelly, agregó en la segunda y última jornada del XI Consejo de Ministros de Petrocaribe que la ZEP quiere ser una fuerza social regional con el lema: "PetroCaribe, energía para la Unión".

"Estamos orgullosos de ser actores y testigos del nacimiento de este nuevo mecanismo de solidaridad regional, portador del crecimiento económico y el empleo para combatir la exclusión que afecta a millones de personas en nuestra región", agregó, en el mismo sentido que Martelly, el jefe del gobierno, Laurent Salvador Lamothe.

El presidente de la República de Haití dio la bienvenida a la resolución de los jefes de estado y de gobierno sobre el establecimiento de la ZEP, que, opinó, es "portadora de esperanza y de beneficios sociales y económicos a los pueblos de la región, incluyendo los más vulnerables".

El gobierno haitiano aprovechó la celebración de este Consejo de Ministros para hacer un balance de unos 166 proyectos financiados a través del fondo de Petrocaribe.

En un documento preparado para la ocasión, las autoridades haitianas subrayaron que más de 300 kilómetros de carreteras han sido construidos o rehabilitados y más de 80.000 personas se han beneficiado del programa de alfabetización, entre otros.

El presidente del Consejo de Ministros de Petrocaribe y ministro de Petróleo y Minería de Venezuela, Rafael Ramírez, hizo un balance positivo del encuentro y anunció que el próximo encuentro se llevará a cabo en diciembre en la isla caribeña de Dominica, antes de la Cumbre de los jefes de estado del Caribe.