Ciudad de Panamá – ANPanamá. Panamá busca convertirse en corto plazo en el centro de arbitraje internacional más importante del hemisferio apoyándose en sus ventajas competitivas y su tradición como un país de servicios.

Romano Feoli socio de la firma Feoli & Co., que impulsa el establecimiento del centro de arbitraje en el país centroamericano, señaló que Panamá tiene un gran potencial para el arbitraje internacional, ya que tiene la infraestructura adecuada, una legislación moderna en este tema, cuanta con el hub de copa, excelentes comunicaciones con fibra óptica, un cuerpo de abogados especializados en litigios internacionales y sobre todo, una gran tradición de servicio.

“Panamá tiene todas las herramientas necesarias para hacer de esta actividad una de las más importantes del país, lo único que falta es tener la decisión como país para lograr este objetivo y empezar a promocionarnos alrededor del mundo”, precisó Feoli a la Agencia de Noticias de Panamá.

Explicó que en Panamá, en el caso de los arbitrajes en el sector marítimo solo hace falta sentarse a terminar la reglamentaciones del centro de arbitraje que se está creando en este momento, en el sector mercantil lo que se tiene que hacer es darle más promoción a Panamá, pero sobre todo lo que se necesita es que las personas tengan confianza en el país y su centro de arbitraje.

Agregó que por esta razón, los árbitros que operen en el país tienen que ser gente de respeto, con excelente reputación y que las partes en disputa estén seguras de que los casos se van a decidir de una forma objetiva.

El arbitraje es un procedimiento por el cual se somete una controversia, por acuerdo de las partes, a un árbitro o a un tribunal de varios árbitros que dicta una decisión sobre la controversia que es obligatoria para las partes.

Al escoger el arbitraje, las partes optan por un procedimiento privado de solución de controversias en lugar de acudir ante los tribunales. Dependiendo si el arbitraje tiene o no elementos extrafronterizos, el arbitraje se nacional o internacional.

El arbitraje representa muchos ingresos para el país y la economía, ya que de esta actividad no solo se benefician los árbitros, sino lo hoteles donde se realizan los arbitrajes, servicios de comida, y y transporte, entre otros.

En este momento en territorio panameño opera el Centro de Conciliación y Arbitraje de Panamá fundado en 1994, es una institución auspiciada por la Cámara de Comercio de este país y otros gremios empresariales, cuyo objetivo primordial es promover la utilización del arbitraje, la mediación y la conciliación, como formas de resolución de controversias en la comunidad empresarial nacional e internacional, a través de sus distintos servicios.

El Centro cuenta con un Consejo Directivo, que es su organismo rector, y administrativamente cuenta con una Dirección, dos Secretarías (Arbitraje y Mediación y Conciliación; una Coordinación Administrativa, un Asistente Legal, así como personal administrativo que le permite ofrecer los servicios de administración de procesos arbitrales, conciliaciones y mediaciones, servicios como centro internacional de audiencias y los servicios de consultoría y capacitación.

El experto en arbitraje internacional Alejandro M. Garro, aseguró que la asistencia logística y el apoyo institucional prestado por el Centro de Conciliación y Arbitraje de Panamá fue del nivel más alto al que puede aspirar un panel de árbitros.

“Desde la perspectiva de presidente del tribunal arbitral, en una causa genuinamente internacional, me complace dejar constancia de esta ayuda. Esta experiencia me permite dar fe de que con este tipo de apoyo, el procedimiento arbitral puede conducirse sin mayores sobresaltos, de manera expedita y equitativa, a pesar de que el arbitraje se desenvuelve dentro de la jurisdicción en donde pisa fuerte una de las partes enfrentadas en la disputa.”, aseguró Garro en comentarios publicados por el Centro de Conciliación y Arbitraje de Panamá.