El gobierno de Panamá anunció este domingo que firmará este lunes en la ciudad noruega de Trondheim, junto a su similar de Costa Rica, un tratado de libre comercio (TLC) con los países de la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC: Noruega, Islandia, Suiza, Liechtenstein).

El compromiso lo refrendará el ministro panameño de Comercio e Industrias, Ricardo Quijano, en compañía de su par costarricense, Anabel González.

"Este Acuerdo Comercial, en conjunto con el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea (UE), logran cerrar el círculo de trato preferencial con todos los países de Europa, potenciando así las relaciones de Panamá con estos importantes socios comerciales", dijo Quijano en un comunicado de la Cartera de Comercio e Industrias.

La firma se producirá, según la administración del presidente panameño Ricardo Martinelli, luego de un proceso de revisión legal del documento que tomó cinco meses y de cinco rondas de negociaciones entre Panamá y Costa Rica con los países de la AELC que concluyeron en diciembre de 2012.

El gobierno panameño aseguró que la negociación se llevó a cabo con un equilibrio satisfactorio para todas las partes y que el compromiso potencia a Panamá como centro logístico internacional de redistribución de mercancías, al aprovechar la red de acuerdos comerciales que tienen Panamá y los países de la AELC.

El acuerdo permite también el acceso libre de impuestos a productos de exportación panameña, como frutas tropicales, productos del mar, el zapallo, la piña, y raíces como el ñame, la yuca y otoe.

Se observó que para otros productos de interés se lograron tratamientos arancelarios preferenciales, como en el caso de algunos jugos tropicales y productos derivados de pollo, mientras que los sectores más sensibles del agro panameño se mantuvieron protegidos.

El ministerio de Comercio e Industrias indicó que en 2012 el intercambio comercial total entre Panamá y los países de la AELC alcanzó US$680 millones y sobresalió en la estadística el intercambio comercial más intenso con Suiza, que alcanzó US$423 millones.