Cerca de 40 empresarios peruanos de diversos sectores buscan a partir de este martes establecer negocios con colegas costarricenses, en el marco de la Expo Perú Centroamérica, una actividad que busca incrementar los flujos comerciales.

El evento de dos días incluye ruedas de negocios, conferencias, reuniones entre autoridades gubernamentales de Costa Rica y Perú, así como exposiciones de productos peruanos y de destinos turísticos del país suramericano.

La ministra peruana de Comercio y Turismo, Magali Silva, encabeza una delegación oficial que participa en el evento, que pretende difundir la oferta exportable de Perú y sacar provecho al Tratado de Libre Comercio (TLC) con Costa Rica, que está vigente desde junio.

"No solo se trata de un encuentro empresarial sino de un acercamiento de las autoridades para ver cómo podemos nosotros desde los Gobiernos hacer que el TLC se convierta en una realidad", declaró Silva a Efe.

La funcionaria se reunió el lunes con la ministra costarricense de Comercio Exterior, Anabel González, y hoy tiene en agenda un encuentro con la presidenta de este país, Laura Chinchilla.

"La idea es conversar un poco sobre la situación económica de nuestros países y líneas de acción conjuntas a futuro", manifestó la funcionaria.

Según Silva, hay un gran interés de empresarios peruanos en el mercado costarricense y viceversa, lo que permitirá "profundizar las relaciones y hacer que nuestro comercio crezca".

La Expo Perú Centroamérica continuará en Panamá el jueves y viernes próximos.

Por su parte, la ministra costarricense de Comercio Exterior, Anabel González, dijo en un comunicado que Perú "representa un socio importante" en los esfuerzos que realiza Costa Rica para "fortalecer la presencia en el mercado de Suramérica" y que el objetivo es sacarle el máximo provecho al TLC.

El TLC entre Costa Rica y Perú establece la desgravación inmediata del 80% de los productos una vez entró en vigor, mientras que otros tendrán distintos plazos de desgravación que llegan a los 15 años.

De libre comercio inmediato goza la exportación de productos costarricenses como chocolates, té, bebidas a base de leche y bebidas en polvo, y peruanos como espárragos, uvas, maíz, resinas, caucho, telas, joyas y metales preciosos.

Entre los productos excluidos del acuerdo están café, papa, cebolla, arroz y sanitarios, así como otros industriales.

Según datos oficiales de Costa Rica, de 2002 a 2012, el comercio total entre Costa Rica y Perú presentó un crecimiento promedio anual de un 13%, al pasar de US$19 millones en 2002 a US$64,4 millones en 2012.

Por su parte, la Inversión Extranjera Directa (IED) de Perú en Costa Rica entre 2002 y 2012 alcanzó US$45,5 millones, de la cual el 58% correspondió al sector inmobiliario, un 27% al de manufactura, un 10% a comercio, un 3% a turismo y un 2% a servicios.