Perú quiere convertir a Puerto Rico en uno de sus principales socios comerciales al amparo del acuerdo de Tratado de Libre Comercio (TLC) en vigor hace cuatro años entre el país suramericano y EE.UU.

El embajador de Perú en Washington, Harold Forsyth, señaló a Efe durante una visita a San Juan que ese objetivo puede hacerse posible gracias al memorando de entendimiento firmado con el Ejecutivo de Puerto Rico durante la visita del presidente de Perú, Ollanta Humala, a EE.UU. el pasado mes de junio.

"Puerto Rico mira mucho hacia Latinoamérica por sus raíces y cultura, y eso debe ser aprovechado", destacó el diplomático, que mantuvo hoy un encuentro de trabajo con el secretario de Estado de Puerto Rico, David Bernier, para repasar el memorando firmado en Washington, que además de economía incluye los apartados de educación y turismo.

"Se trata de un territorio muy importante para Perú", resaltó Forsyth sobre Puerto Rico, tras subrayar que entre su país y EE.UU. hay un intercambio anual de mercancías de cerca de US$16.000 millones (12.000 millones de euros) del que debe de beneficiase la isla caribeña.

El diplomático destacó que ahora mismo el intercambio comercial entre Puerto Rico y Perú es casi nulo, por lo que animó a que se pongan en marcha iniciativas que beneficien a ambas partes.

Dijo, además, que las autoridades peruanas están dispuestas a ayudar a Puerto Rico en su deseo de promocionar la marca-país de la isla, algo en lo que recordó que Lima tiene amplia experiencia.

Forsyth se reunió también en San Juan con la secretaria de Agricultura, Myrna Comas y el director de la patronal Asociación de Industriales, Jaime García.

Bernier señaló sobre el asunto que Perú es una economía de mucho potencial y que existen oportunidades para empresarios locales que quieran invertir en el país suramericano.

Perú y EE.UU. trabajan desde hace tiempo en el ámbito económico internacional para lograr el llamado Acuerdo de Asociación Transpacífico, negociaciones en las que también forman parte otros nueve países.

Perú y Estados Unidos tienen un Tratado de Libre Comercio que entró en vigor hace cuatro años y que durante 2012 generó US$16.000 millones en intercambio bilateral, de acuerdo con la Casa Blanca.