Chile anotó un superávit comercial de US$1.227 millones en diciembre, debido a que las exportaciones saltaron a su mayor nivel en dos años lideradas por el cobre y el sector agrícola, en medio del bajo dinamismo de la demanda interna.

Los envíos alcanzaron a US$6.224 millones en diciembre, un alza del 20% frente a igual mes del 2015 y el máximo registro desde diciembre del 2014, informó el lunes el Banco Central.

En las exportaciones incidió el repunte del 12,1% que experimentaron los envíos de cobre, del que Chile es el mayor productor mundial.

Analistas destacaron que en los envíos del último mes del año pasado también influyó el mejor desempeño que mostraron otros sectores, como el agrícola y el industrial.

Las importaciones, en tanto, llegaron a US$4.997 millones, una caída interanual del 2,4%, en medio de la debilidad que ha marcado a la demanda interna, especialmente a las inversiones en los últimos dos años.

"Hubo una mejora en todas las categorías de exportación no mineras, con un aumento relevante en las agrícolas. Por otro lado, la caída significativa de las importaciones de capital fue compensada con creces por las mejoras en los bienes de consumo", dijo en un informe Credicorp Capital.

Con las cifras de diciembre, Chile acumuló un superávit comercial de US$4.557 millones en el 2016, una cifra que se ubicó por encima de la proyección del Banco Central, que apuntaba a un saldo positivo de US$4.200 millones.

Pese al fuerte salto en diciembre, las exportaciones finalizaron con una baja acumulada del 3,7% en el 2016, a US$59.917 millones.

Las importaciones, en tanto, disminuyeron un 5,8% a US$55.360 millones el año pasado.

Para el 2017, el Banco Central proyectó un superávit comercial de US$4.000 millones.