Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este martes que podría retrasar un poco la fecha límite del 1 de marzo para alcanzar un acuerdo comercial con China, pero que preferiría no hacerlo, y espera reunirse con el mandatario Xi Jinping para cerrar el pacto en algún momento.

Importantes funcionarios estadounidenses arribaron a Pekín este martes previo a conversaciones comerciales de alto nivel, en medio del intento de las dos mayores economías del mundo para alcanzar un acuerdo y evitar otra ronda de aranceles a partir del primer día del próximo mes.

Si los negociadores se aproximan a completar un pacto, Trump afirmó que podría retrasar dicha fecha límite.

"Lo estamos haciendo muy bien en China", aseguró Trump a periodistas en una reunión de gabinete, agregando que el equipo negociador es grande.

Estados Unidos y China alcanzaron una tregua de 90 días en su guerra comercial para intentar alcanzar un acuerdo, con la amenaza de la imposición de más aranceles en caso de no lograr un consenso.

Si ambas partes no alcanzan una solución para el 1 de marzo, los gravámenes estadounidenses sobre importaciones chinas valoradas en US$200.000 millones se incrementarán a un 25% desde un 10%.

Pekín probablemente respondería subiendo las tarifas sobre productos estadounidenses con valor de US$60.000 millones como anunció el año pasado como represalia.