En Argentina estimaron que entre Navidad y los primeros días de enero al menos 50 mil argentinos ingresaron a Chile, la mayoría por vía terrestre y con la región de Valparaíso como principal destino.

Pese a que la inflación hace constante mella al poder adquisitivo de los trasandinos y el tipo de cambio no siempre les estaría resultando conveniente, ‘turistear’ en Chile tiene otro fin: comprar productos que acá son “más baratos”.

De acuerdo a La Nación, los habitantes del vecino país encuentran en Chile playas, gastronomía y la posibilidad de realizar “compras clave”, en algo que calificó como “vacaciones inteligentes”.

Sebastián, un empresario mendocino, explicó al citado medio que decidió viajar a nuestro país para disfrutar del mar, salir a comer y hacer compras “que en varios rubros terminan siendo más económicas que en la Argentina”.

Su esposa agregó que acá compró unas zapatillas “de marca” por menos de $20.000 pesos argentinos (menos de $90 mil pesos chilenos). En Buenos Aires, por ejemplo, valdrían el doble (lo mismo pasa con los neumáticos, altamente buscados por los visitantes del vecino país, ya que por ellos allá pagan el doble).

Comer en restoranes, sostuvo La Nación, tiene un costo similar a Argentina.

“Algo que no se veía hace 5 años”

La agente inmobiliaria de RE/MAX Titanio Bosques en Concón, Marcela Borquez, indicó que se debe considerar que la masiva visita de turistas argentinos escaseaba desde el 2019; y que la cifra de visitantes es la más alta de los últimos cinco años.

Desde dicha firma precisaron que los principales beneficiados con la visitas del país vecino son el comercio local y retail, “por el tipo de cambio de moneda que hace a Chile mucho más barato y conveniente para compras como vestuario, calzado, artículos electrónicos y curiosamente en neumáticos para vehículos”.

En su análisis, RE/MAX afirmó que Reñaca sigue siendo la playa icónica para ellos.

Inflación en Argentina

La inflación en Argentina casi se duplicó en 2022 al cerrar con un 94,8% interanual, trepando a una cifra inédita desde la salida de la última hiperinflación del país, hace 30 años.

Conforme a agencia EFE, tanto los bienes como los servicios tuvieron el mes pasado una variación positiva del 5,1% en comparación con noviembre, unos datos que ascienden al 97,9% y al 86,8%, respectivamente, en la comparación interanual.

Los sectores que subieron en diciembre por encima del promedio fueron “Restaurantes y hoteles” (7,2%), seguido por “Bebidas alcohólicas y tabaco” (7,1%), a su vez que los incrementos del servicio doméstico impactó en “Equipamiento y mantenimiento del hogar” (5,9%); de los combustibles, en “Transporte” (5,8%), y la medicina privada, en “Salud” (5,7%).

Por último, la subida de “Alimentos y bebidas no alcohólicas” (4,7%) fue la que más incidió en la mayoría de las regiones, un rubro que sufrió un incremento interanual del 95%.