El desempleo en Costa Rica alcanza el 18% de las personas capaces de trabajar, porcentaje que casi duplica la cifra gubernamental de 9,8% de desempleo abierto, afirmaron economistas de la estatal Universidad Nacional (UNA) al realizar un análisis de los datos oficiales.

Según la investigadora Roxana Morales, la cifra oficial del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) ubica en 209.157 la cantidad de desempleados en el primer trimestre del 2013, pero esa medición solo toma en cuenta a la gente que busca empleo y no lo consigue.

Morales dijo en una conferencia de prensa que si se incluye en la medición a las personas en capacidad de trabajar pero que no están buscando un empleo, la cifra de desempleados aumenta a 445.427 personas, lo que equivale a un 18%, siempre tomando como referencia los datos del INEC.

La investigación también revela que el 11,4% de los trabajadores del país se encuentra en la categoría de subempleo, es decir, que su jornada es menor a 40 horas semanales.

Por su parte, el economista de la UNA Henry Mora explicó que de acuerdo a los números del INEC, en el primer trimestre del 2013 Costa Rica perdió en total 14.000 empleos en comparación con el mismo periodo del 2012, debido a la desaceleración económica que vive el país.

Los sectores que más puestos de trabajo perdieron fueron la industria manufacturera con 31.981, el financiero y de seguros (16.811), la agricultura (10.269) y la construcción (9.738), entre otros.

La caída en estos grupos fue compensada en parte por la creación de 21.727 nuevas plazas de trabajo en el sector de servicios, 13.372 en educación, 12.225 en transporte y almacenamiento, 11.223 en hospedaje y servicios de comida, entre otros.

Mora también explicó que la mayoría de los empleos que se han creado en el último año corresponden al sector servicios de poco valor agregado y de baja calificación.

Según Mora, el crecimiento de la economía costarricense durante los últimos seis años ha rondado un promedio del 4,5 % anual, el cual no ha sido capaz de soportar la demanda de empleo en el país, ante lo que prevé que el desempleo se seguirá "deteriorando" en 2013.

"Si con el crecimiento promedio anual del 4,5 % en la economía no pudimos resolver el problema del empleo, mucho menos con el 3 % proyectado por el Banco Central para el 2013", manifestó el economista.

En cuanto a ingresos, el estudio indica que el 22,4 % de los asalariados y el 40,3 % de los trabajadores independientes reciben menos del salario mínimo establecido en 252.501 colones (unos US$500), y que el 75 % del total de población ocupada gana menos de 300.000 colones (unos US$600).

Entre las recomendaciones de los economistas se destaca la creación de una política que incentive y apoye a las pequeñas y medianas empresas para reducir la informalidad en el mercado, y que también ayude a los trabajadores independientes.