Singapur. Las bolsas en Asia caían este lunes tras el peor declive de Wall Street en 10 meses, pero se recuperaron de mínimos intradiarios luego de que una ganancia en los futuros estadounidenses apuntó a que los mercados en Nueva York podrían recortar las pérdidas de la semana pasada.

El dólar estadounidense retrocedía y las divisas de alto rendimiento subían gracias a señales de que el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, se acerca cada vez más a ser confirmado para un segundo período, lo que renovó en parte el apetito de los inversores por los activos de riesgo.

El Nikkei cerró a la baja 0,74%, su cierre mínimo en cuatro semanas, debido a que un yen más sólido pesó sobre las acciones de los exportadores como Toyota Motor Corp, pero el índice recortó pérdidas tempranas de hasta 1,2%.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas caía 0,8%, pero también se había alejado de sus mínimos de la jornada.

"Las ganancias en los futuros de las acciones estadounidenses llevó a los inversores a esperar un rebote en Wall Street tras fuertes caídas, mientras que las compras en medio de un declive aparecieron cuando el Nikkei cayó por debajo de su promedio de 25 días", dijo Mitsushige Akino, asesor en jefe de fondos en Ichiyoshi Investment Management.

Los futuros de las acciones estadounidenses subían 0,5%, apuntando a una apertura más firme más tarde en el día.

Las acciones en Wall Street llegaron a caer hasta 2,7% este viernes por la inquietud sobre el plan del presidente Barack Obama para controlar a los bancos y después de que Google Inc reportó un crecimiento en sus ingresos, que no obstante decepcionó a algunos inversores.

Con la pérdida súbita de liderazgo de los sectores financiero y tecnológico, que por largo tiempo han encabezado un repunte global en los meses recientes, los analistas están inseguros respecto a si las acciones continuarán hundiéndose.

Algunos inversores temen que la recuperación económica global podría estar desacelerándose, lo que dificultaría aún más el crecimiento en las ganancias corporativas, y una serie de indicadores técnicos apuntan a una mayor debilidad del mercado.

Indonesia, optimista. Otros mercados también mostraron señales de que el apetito de los inversores por el riesgo podría estar recuperándose después de que los mercados mundiales retrocedieron la semana pasada por una serie de factores inquietantes.

Fitch mejoró este  lunes el índice del crédito soberano de Indonesia un nivel por debajo del grado de inversión, dando un voto de confianza a una de las economías más fuertes de Asia de que se ha convertido en una de las grandes favoritas de los inversores en todo el mundo.

La mejora de la categoría de los índices de monedas locales y extranjeras de largo plazo de Indonesia ajustó los márgenes en los defaults de swaps de créditos y sacó a la rupia de mínimos del día. Analistas dijeron que es posible el grado de inversión en los próximos años.

Los inversores también se asustaron la semana pasada luego de que varios senadores destacados anunciaron su oposición a la designación de Bernanke, pero el máximo republicano del Senado dijo el domingo que prevé su confirmación, dando respaldo a activos de alto rendimiento.

El dólar de Estados Unidos subió levemente ante el yen a 90,20 yenes, desde los 89,87 que alcanzó el viernes en Nueva York, pero cayó cerca de 0,1% contra una canasta de seis monedas.

El yen había alcanzado un máximo de cinco semanas contra el dólar y un máximo de nueve meses ante el euro el viernes, mientras los inversores se dirigían a activos seguros.