Singapur. Las acciones de Asia cayeron este viernes a mínimos de cinco meses, debido a que los inversores se deshicieron de activos riesgosos ya que los problemas de deuda soberana en la zona euro y el aumento de las solicitudes por desempleo en Estados Unidos pusieron dudas sobre la economía mundial.

Destacando cómo los problemas de la zona euro están afectado a los mercados mundiales, el Banco Nacional Suizo intervino este viernes para debilitar su moneda, que se había apreciado con rapidez mientras el euro caía, amenazando la recuperación de país.

Las bolsas y los precios de las materias primas han caído esta semana por temores de que los crecientes problemas en Europa puedan impedir o descarrilar la recuperación económica que ayudó al alza de los valores en el 2009.

Un aumento inesperado de las solicitudes de ayuda por desempleo en Estados Unidos atizó las preocupaciones antes de que se entreguen los datos de empleo no agrícola en viernes, una cifra que será observada de cerca por los mercados, dadas sus implicaciones en la demanda de los consumidores en la mayor economía del mundo.

"Creo que la confianza es un tema ahora. Definitivamente necesitamos ver que el desempleo en Estados Unidos comience a bajar antes de que el consumo pueda recuperarse", dijo Lorraine Tan, director de investigación de valores de Asia en S&P en Singapur.

Se espera que los datos de nómina de sueldos muestren que 5.000 empleos se crearon el mes pasado en Estados Unidos, pero la tasa de desempleo es vista subiendo a un 10,2 por ciento.

El índice Nikkei de Japón cayó cerca de 3% a su cierre más bajo en dos meses, debido a que los exportadores fueron dañados por un yen más fuerte y por los crecientes problemas en Europa.

El yen, como el dólar, se afirmó mientras los inversores buscan activos tradicionalmente considerados como seguros en momentos de crisis.

Dariusz Kowalczyk, jefe de estrategia de inversiones en SJS Markets en Hong Kong, dijo que lo peor podría aún estar por venir para las bolsas de Asia en el segundo trimestre.

Sostuvo que el cada vez menor impacto de las medidas de estímulo fiscal en las grandes economía provocaría una recesión de doble caída en Estados Unidos, Europa y Japón a fines de año, y que los mercados lo verían venir.

"Cuando se trata de valores, los mercados usualmente se anticipan a los cambios en la dirección de la economía mundial en unos dos trimestres antes de que ocurran", dijo Kowalczyk.

"Obviamente cuando ven qué está pasando con el mercado este año, algunos podrían decir que la corrección ya ha comenzado. Pero creo que esta corrección, si bien es dolorosa, no es la más grande que habrá en la doble caída", agregó.

Las acciones de Asia Pacífico sin Japón medidas por el MSCI cayeron 3,3% a niveles vistos por última vez a comienzos de septiembre. Los retrocesos eran liderados por las firmas de materias primas y tecnología, que cedieron 4% por temores de que la demanda mundial esté perdiendo fuerza.

Las acciones afuera de Japón han caído cerca de 10% este año luego de subir 68% en 2009 gracias a medidas de los gobiernos del mundo que estimularon el gasto y sacaron a la economía mundial del abismo.