Singapur. Las preocupaciones sobre la economía mundial y una serie de factores locales negativos llevaron este jueves a las bolsas de Asia a la baja, mientras Toyota alcanzó un mínimo de 10 meses por preocupaciones de los inversores sobre su masivo retiro de vehículos.

Las acciones en Hong Kong cayeron 1,6%, ya que el estado de ánimo también se vio afectado por una rigidización de las condiciones monetarias en China, así como por las preocupaciones por las tensiones entre Washington y Pekín.

Las acciones de Shanghái también retrocedían en las operaciones de la mañana, recortando pérdidas iniciales.

En la más reciente señal de problemas, funcionarios chinos reaccionaron con tranquilidad ante el anuncio de EE.UU., de ser mucho más severo con China respecto a la tasa de intercambio del yuan, que Washington cree que está subvalorado artificialmente.

Dariusz Kowalczyk, jefe de estrategia de inversiones de SJS Markets en Hong Kong, dijo que ambos países tienen mucho en juego para permitir que la disputa sobre el yuan, el comercio y Taiwán interfieran en su relación.

"En lo que se refiere a reacción de mercado, dudo que vaya a ser grande, mientras las tensiones se mantengan en la arena política", dijo Kowalczyk.

"Creo que Pekín reanudará la apreciación gradual del renminbi en el segundo trimestre y probablemente pondrá fin a las tensiones por la moneda hasta cierto punto cuando lo haga", agregó.

China efectivamente congeló el yuan en julio del 2008 para ayudar a sus exportadores a soportar la crisis financiera mundial. La mayoría de los analistas de mercado esperan que China deje que el yuan vuelva a subir suavemente en algún momento del 2010, ya que se ha reanudado el crecimiento de las exportaciones en comparación anual.

Las acciones de Asia Pacífico, sin considerar a Japón, medidas por el índice MSCI cedían 0,8%, con casi virtualmente todos los sectores en rojo debido a que los operadores recogían ganancias de las recientes alzas y esperaban señales más concretas de la recuperación de la economía de Estados Unidos.

El índice Nikkei de Japón perdió 0,5%, golpeado por más ventas de los papeles de Toyota Motor Corp, que se hundió 3,5%.

Los problemas de Toyota empeoraron luego de que EE.UU. aumentara la presión sobre la mayor automotriz del mundo para que atienda una serie de problemas de seguridad. Sus acciones han perdido más de un quinto de su valor desde un reciente máximo del 21 enero.

Luego del cierre del mercado, Toyota elevó su cautelosa estimación para el año financiero hasta marzo, previendo una pérdida operativa mucho menor a pesar de sus crecientes problemas.