Santiago. El índice IPSA de acciones líderes de Chile tuvo su segundo día consecutivo de ganancias este viernes, cuando las acciones empezaron a recuperarse a paso firme tras sufrir fuertes ventas como consecuencia del terremoto.

El IPSA cerró con un alza de 1,32%, lo que se suma al incremento de 0,96% de este jueves. Sin embargo, el índice aún registra un descenso de 0,96% en la semana.

Numerosas acciones corporativas han registrado amplias variaciones en sus precios, cuando inversionistas apuestan a las que tienen más probabilidades de beneficiarse con el fuerte gasto en reconstrucción.

El fabricante Cementos Melón repuntó 21,75% ante expectativas de fuerte demanda para sus productos cuando se reconstruya la infraestructura.

El productor silvícola y maderero Forestal Cholguán se elevó 52,63%.

El peso chileno estableció este viernes un nuevo máximo de cinco semanas frente al dólar, ante las expectativas de un aumento en el ingreso de dólares para financiar la reconstrucción del país tras el devastador terremoto del sábado.

El peso se apreció 1% y cerró en 508,80 por dólar, lo que se compara con los 514,50 pesos por dólar. La moneda se negoció dentro de un rango entre 508,80 y 514,70 pesos por dólar.

Chile enfrenta una gigantesca agenda de reconstrucción luego que la zona centro-sur del país fuera devastada el sábado por un terremoto de magnitud 8,8 grados Richter y un posterior tsunami que arrasó los pueblos costeros de las regiones del Maule y Bío Bío.

Si bien ni la presidenta saliente Michelle Bachelet ni el presidente electo Sebastián Piñera han entregado estimaciones sobre los daños, analistas privados y aseguradoras estiman que los daños ascenderían a entre US$15.000 millones y US$30.000 millones.

Piñera, quien asume el mando el 11 de marzo, podría recurrir al fondo soberano para financiar parte de las reparaciones. El Gobierno cuenta con unos US$11.000 millones en el Fondo de Estabilización Económica y Social.

En el mercado de deuda local, los rendimientos de los bonos del banco central indexados a la inflación, o BCU, subieron ante la incertidumbre sobre el costo de la reconstrucción y de qué manera dañó el terremoto la economía, dijeron operadores.

Los bonos BCU a cinco años cerraron con un rendimiento de 2,06%, frente a 2,01% de este jueves, mientras que el rendimiento de los bonos BCU a 10 años finalizaron en 2,97% respecto de 2,93% de la sesión previa.