Londres. Las acciones europeas subieron y cerraron por encima de los 1.000 puntos, por primera vez en una semana.

El incremento respondió a que los inversores recuperaron la confianza, luego de que China negó un reporte de que revisaría su exposición a la deuda de la zona euro.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 cerró extraoficialmente con un alza del 2,9%, a 1.000,22 puntos.

Sin embargo, mantiene una baja de 10,1% desde mediados de abril debido a los temores a una crisis de deuda de la zona

"Todavía hay una idea general de que los mercados bursátiles han sido bastante sobrevendidos durante las últimas semanas. Las cifras económicas globales se ven bien", dijo Jim Wood-Smith, jefe de investigaciones de Williams de Broe.

China sigue comprometida a su meta de largo plazo de diversificar sus reservas en moneda extranjera, dijo el jueves un funcionario de gobierno, lo que ayudó a calmar a los mercados tras un reporte del Financial Times de que el gigante asiático estaba revisando sus tenencias en bonos de la zona euro.