Tokio. El miembro el Consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE), Axel Weber, dijo que el actual nivel de las tasas de interés es apropiado, en una señal de que la entidad se apegará por algún tiempo a los bajos índices, reportó el domingo el diario Nikkei.

Aunque no existe un riesgo de que la inflación se acelere, el panorama para las economías europeas es irregular dado que el ritmo de recuperación difiere de cada país, dijo Weber al diario Nikkei en una entrevista.

Weber, quien también es presidente del Bundesbank alemán, agregó que el retiro paulatino por parte del BCE de los programas especiales de suministro de fondos durante la crisis financiera internacional no era una señal de un cambio en la política de tasas de interés.

Sus comentarios fueron similares a los del presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, quien también sostuvo que el repliegue de las medidas no convencionales no era un mensaje de cambio en las tasas.

El BCE dio un pequeño paso para desenrollar su apoyo extraordinario a la economía de la zona euro a inicios de este mes, pero reservó buena parte de los fondos para asistencia de bancos, puesto que prevé una frágil recuperación.

Economistas dijeron que esperaban que el BCE mantenga su gradual estrategia de salida sin aumentos en sus tasas de interés, actualmente en 1,0%, hasta más tarde este año o incluso hasta el 2011.

Muchos de los grandes bancos centrales del mundo han estado limitando constantemente sus medidas extraordinarias para la economía, y el retiro del BCE de las iniciativas para dar liquidez a los bancos es un precursor de eventuales alzas en las tasas de interés.

Respecto a los problemas de deuda de Grecia, Weber dijo que el costo del financiamiento para el país posiblemente caerá, dado que los mercados acogieron su plan de reconstrucción fiscal.