Lima. Los tratados de libre comercio (TLC) suscritos por Perú con los países que forman la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC), así como con Panamá y Japón, fueron evaluados y aprobados por el Comité de Acuerdos Comerciales Regionales de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

La AELC agrupa a naciones como Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein, con las que Perú suscribió el TLC en junio del 2010 y en Lima en julio del 2010. Entró en vigencia con Suiza y Liechtenstein en julio del 2011 y con Islandia en octubre del 2011; en tanto que con Noruega, en julio del 2012.

Los TLC con Japón y Panamá lo hicieron en marzo y mayo del 2012, respectivamente.

El ministerio de Relaciones Exteriores informó que el representante permanente de Perú ante los organismos internacionales en Ginebra, Suiza, Luis Enrique Chávez, dijo que la sesión efectuada en la víspera fue de conformidad con lo dispuesto por el Mecanismo de Transparencia de la OMC para los Acuerdos Comerciales Regionales.

Chávez, quien encabezó la delegación, dijo que Perú es un país comprometido con el desarrollo sostenible con inclusión social, por lo que ha centrado sus esfuerzos en políticas de crecimiento que favorecen la apertura y el comercio, teniendo a la inversión privada y el comercio exterior como los principales motores del crecimiento alcanzado en los últimos años.

El representante de los Estados de la AELC afirmó que el TLC es un importante instrumento que promueve y refuerza el alto potencial de las relaciones económicas con Perú, al destacar que el país es un importante socio en América Latina con el que tiene un comercio de mercancías que registró una tasa de crecimiento promedio de 15% anual en los últimos diez años.

Por su parte, la delegación japonesa resaltó el avance significativo de Perú gracias a políticas económicas sólidas y de apertura, y relievó los alcances del acuerdo, que van más allá de la liberalización del comercio de bienes y servicios e incluyen el movimiento de personas, protección de la propiedad intelectual, elaboración de normas referidas a las compras públicas y políticas de competencia.

Por otro lado, Panamá distinguió el que su país y Perú son dos de las economías de mayor crecimiento en la región, y que cuentan con reglas claras y estables que favorecen las inversiones en sectores claves como el financiero, de servicios marítimos y telecomunicaciones.