El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, cree que si bien a los países latinoamericanos les falta "un trecho muy largo", tienen el viento a su favor, y augura para 2010 un crecimiento de 4,5% para la región.

Moreno, quien se encuentra liderando la cumbre del BID en Cancún, ve a la región bastante mejor en los últimos meses, ya que "en prácticamente todos los países vimos un regreso al crecimiento, y el arranque del año ha sido particularmente auspicioso", afirmó en una entrevista concedida a El Tiempo.

"De una caída en el PIB de América Latina cercana al 2% en 2009, en 2010 podríamos llegar al 4,5% o más, lo cual debería llevar a que baje el desempleo y logremos avanzar en la lucha contra la pobreza", añadió.

La recuperación, a juicio de Moreno, se dará "porque el mundo volvió a crecer y la locomotora china está a toda marcha. Gracias a ello, el comercio exterior se reactivó, al igual que los precios de las materias primas que se producen en América Latina. Pero lo más importante es que aquí no tuvimos crisis financieras ni cambiarias, con lo cual nos pudimos subir en la ola con más rapidez que otros".