Lima, Andina. Las bases están puestas para que el año 2021 el Perú alcance un nivel muy cercano al desarrollo y a la industrialización, sostuvo Barry B. Hughes, director del Frederick S. Pardee Center for International Futures de la Universidad de Denver.

Durante su participación en el Seminario “Escenarios Alternativos de Futuro: International Futures Model (IFS), organizado por el Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan), Hughes aseguró que en los últimos diez años América Latina, y especialmente Perú, tomó la batuta de su desarrollo y comenzó a perfilar su papel en el progreso económico mundial.

Asimismo, dijo que la economía peruana tendría muchas posibilidades de enfrentar con éxito un cambio drástico en el precio de los commodities, siempre y cuando dedique gran atención a las políticas de planificación emprendidas por el gobierno.

Por ello, Hughues exhortó a las autoridades a tomar en serio las políticas de planificación y las proyecciones respecto a las futuras caídas en los precios internacionales.

En ese marco, destacó la existencia de instituciones como Ceplan y su liderazgo en la planificación nacional para preparar al país ante los desafíos que enfrenta el mundo global.

El especialista se mostró optimista de que el Perú alcance un crecimiento económico sostenido en un futuro cercano.

Para garantizar ello y enfrentar con éxito la baja del precio de los minerales, recomendó poner más atención a los sectores claves para la economía, evaluar sus potencialidades y medir sus impactos.

“El Perú tiene un potencial interesante en el sector de la gastronomía, que viene ganando mucha importancia en el mundo, así como el turismo, el cual no ha sido muy explotado; aunque existe un avance notable, todavía hay mucho potencial en los circuitos turísticos conectados”, destacó.

Durante el seminario, se presentaron los alcances del International Futures Model (IFS), instrumento que viene implementando Ceplan para sus proyecciones de escenarios alternativos futuros.

Por su parte, el presidente del Ceplan Carlos Anderson destacó la importancia del uso del International Futures Model, como instrumento que permita entender las interrelaciones que existen entre las diferentes variables y crear escenario futuros alternativos confiables.

“Usar un modelo de análisis de largo plazo es importante porque, mucha veces, resulta difícil pensar en el futuro y hay que hacerlo de forma ordenada y coherente (…) Los países que han logrado dar saltos cualitativos en el desarrollo, lo han hecho pensando en los cambios fundamentales del mundo y preguntándose qué quieren ser ellos dentro de ese marco de un mundo diferente”, señaló.

El modelo IFS es un sistema de ecuaciones que intenta replicar el comportamiento de la economía global con las interrelaciones y múltiples variables internas entre las distintas economías de los países y los impactos que tienen una sobre otra.

De esta forma, permite construir y evaluar escenarios a futuro hasta el año 2100 utilizando los datos recopilados de distintas fuentes de reconocido prestigio internacional como el Banco Mundial, o el Fondo Monetario Internacional, destacó Ceplan.