Los analistas del mercado financiero han revisado a la baja sus previsiones de crecimiento para la economía de Brasil en 2013, que han situado en un 2,34%, frente al 2,40% que esperaban hasta la semana pasada, informó el Banco Central.

Asimismo, fueron recortadas las previsiones de crecimiento para 2014, que eran hasta ahora del 3% y los expertos han rebajado al 2,8%.

Los datos constan en el Boletín Focus, una publicación semanal del Banco Central en la que se incluye una encuesta con analistas de un centenar de instituciones financieras privadas sobre el rumbo de la economía nacional.

El Banco Central destacó que las previsiones de crecimiento para este año han sido recortadas por octava semana consecutiva.

En enero pasado, los expertos consultados para la elaboración del Boletín Focus esperaban para 2013 un crecimiento del 3,26%, que se situaba en línea con los cálculos del Gobierno, que aún trabaja con una expansión del 3,5% para este año, aunque ya ha admitido que esa tasa no será alcanzada.

Según el Banco Central, los analistas han rebajado ligeramente sus previsiones para la inflación en 2013, que han pasado al 5,81% desde el 5,8 % proyectado hasta la semana pasada.

El Gobierno informó el pasado viernes, que la inflación sumó en junio pasado un 0,26%, lo que llevó el acumulado en el primer semestre del año al 3,15% y la variación interanual al 6,7%.

El índice acumulado en los últimos doce meses ha superado la meta oficial para 2013, que es del 4,5%, con una tolerancia de dos puntos porcentuales.